Gran Bretaña completó cinco trimestres de contracción, entre abril y junio cayó 0,8%.

Registró con un 5,6% la peor caída interanual desde que empezaran a recopilarse estos datos en 1955, según cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés).

POR:
julio 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-24

Las cifras representan también el quinto trimestre de baja consecutivo y son peores que el 0,3 por ciento trimestral y el 5,2 por ciento interanual de caída que esperaban los especialistas.

El Producto Interino Bruto (PIB) británico ha perdido un 5,7 por ciento desde el segundo trimestre del 2008, más del doble que la caída que se registró en la última recesión de los años 90 y similar a la que se vivió en la década de los 80.

Para el economista del Credit Suisse, Neville Hille, el resultado se explica en parte por la fuerte caída de la construcción (-2,2 por ciento) por segundo trimestre consecutivo.

La publicación de estos datos provocó una caída de la libra frente a la divisa europea, que pasó en un momento de 1,1650 a 1,1585 euro, y frente al dólar estadounidense en proporciones similares. En cambio, no pareció afectar a la bolsa de Londres, en plena fiebre de compras por décima sesión consecutiva.

Howard Archer, principal economista para Gran Bretaña del centro de estudios IHS Global Insight, calificó los nuevos datos de "sorpresa realmente desagradable y decepcionante".

"La brusca caída del segundo trimestre sugiere que las esperanzas de recuperación en los próximos meses están basadas en un terreno aún más pedregoso", opinó el analista.

El ministro británico de Finanzas, Alistair Darling, ha indicado que espera un retorno del crecimiento a finales del 2009, pero su optimismo ha sido puesto a prueba en los últimos meses por resultados y analistas.

Paralelamente, el FMI confirmó la semana pasada sus previsiones para Gran Bretaña, con una contracción esperada del 4,2 por ciento este año, seguida de un débil crecimiento del 0,2 por ciento en el 2010.

"Parece que la recesión tiene todavía bastante camino por delante", declaró Corin Taylor, asesora de políticas en el Instituto de Directores.

Suma de malos resultados

En el segundo trimestre del presente año, el volumen de la producción industrial en Gran Bretaña se redujo en 0,7 por ciento, mientras que la industria manufacturera cayó 0,3 por ciento.

El descenso también se sintió en la producción de minas y canteras (-1 por ciento) y en el conjunto de electricidad, gas y agua (-3,8 por ciento). Por su parte la producción de servicios cayó 0,6 por ciento.
 
Siga bajando para encontrar más contenido