Gran inventario de nóminas paralelas en sector público

Hay más de 170.000 trabajadores de planta y 34.000 con contratos de prestación de servicios.

Archivo Portafolio.co

Comenzó el gran inventario de las nóminas paralelas

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 05 de 2011 - 07:44 a.m.
2011-12-05

Por cada cinco empleados públicos de 21 sectores del orden nacional hay un trabajador contratado bajo la modalidad de prestación de servicios (OPS), es decir, temporal.


Esa forma de vinculación a la administración pública, conocida popularmente como nóminas paralelas, está en la mira del Gobierno central, comprometido a evitar el "uso abusivo de las órdenes de prestación de servicios en el Estado", aseguró el ministro del Trabajo, Rafael Pardo.


En pocas palabras, se trata de formalizar el empleo público, práctica que el mismo Gobierno les está pidiendo a los empresarios y empleadores del sector privado.


Recientemente, la contralora general, Sandra Morelli, que ha fustigado duramente la utilización de las OPS, reconoció que en la misma entidad, en la pasada administración, se habían pagado 53.000 millones de pesos en 2.700 contratos, en su gran mayoría OPS.


Según un informe del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP), en 21 sectores estatales nacionales hay 170.326 empleados en nómina y 34.657 vinculados con OPS.


Las OPS, sin embargo, no son la única forma de contratación tercerizada, pues también existe la que se hace a través de las empresas de servicios temporales, las cooperativas de trabajo asociado o mediante outsourcing. "No hay un dato cierto sobre cuántos trabajadores estatales hay en el país en condiciones de tercerización. Se calcula que son por lo menos 600.000, por lo cual, si el Gobierno cumple lo anunciado, su impacto será gigantesco. Sólo en Bogotá la contratación temporal afecta al 55 por ciento de los funcionarios estatales", señaló la Escuela Nacional Sindical (ENS).


Debido a la magnitud del fenómeno de tercerización laboral, el ministro Pardo conminó a las entidades territoriales a reportarle, con plazo máximo el 15 de diciembre, cuántos funcionarios tienen en planta y cuántos con OPS.


Esa información tiene que ir acompañada de planes precisos para desmontar dichas nóminas paralelas y justificar muy bien cuántas contrataciones se requieren mediante OPS, lo que está claramente contemplado en las normas, indicó Pardo.


El desmadre con las OPS llevó a que la contralora Morelli y el auditor general, Jaime Ardila, expidieran una circular en la que, además de clamar por un freno a esa contratación, advierten que no obstante la normatividad vigente y su desarrollo jurisprudencial, se ha evidenciado la existencia reiterada de contratos de prestación de servicios para cumplir funciones permanentes que podrían constituir las denominadas "nóminas paralelas", en las entidades del sector público, por lo cual "resulta imperioso exigir la aplicación material de las normas que amparan la relación laboral".


Existen casos como el de la Alta Consejería para la Reintegración, donde el número de contratos asciende a 769 mientras que solo hay cuatro empleados de planta, que contrasta con el Inpec, donde los 16.280 servidores están en la nómina.


El mismo DAFP tiene 981 personas con contrato y 554 de planta; y el sector de Protección Social, 2.499 y 21.732, respectivamente.


Dineros para el personal
El estado dará ejemplo de formalización


La formalización laboral en el Estado, que implicará un aumento en los gastos de funcionamiento, será posible gracias a la Ley 1450 (Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad para todos), que levantó temporalmente la prohibición para que las entidades nacionales puedan incrementar sus presupuestos, más allá de la inflación, para contratar personal de planta cuando así lo requieran sus necesidades.


JORGE CORREA C.
Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido