Empleo, el gran problema pero baja la preocupación

Más de la quinta parte de los empresarios consultados considera que la generación de empleo debe ser la principal preocupación económica del Gobierno a corto plazo, opinión que se ha mantenido a lo largo de los últimos 15 trimestres.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

No obstante, esa respuesta ha venido perdiendo peso desde el cuarto trimestre del 2005, y particularmente desde el periodo enero-marzo de este año, frente a las otras seis variables abordadas por los entrevistados, respecto a la necesidad de bajar los intereses. El tema del empleo y su calidad siempre estarán en la agenda pública por su evidente importancia en el bienestar de la población y su impacto en el consumo y, por lo tanto, en la demanda de bienes y servicios, que es, finalmente, el interés prioritario de los productores y comercializadores. Por ello, no es de extrañar que el país (el Gobierno, empresarios, trabajadores y académicos) se haya embarcado en un encendido debate, que ya lleva más de 1 año, sobre las estadísticas del Dane acerca del comportamiento de la ocupación y el desempleo, que tiene que ver con la posibilidad de un crecimiento sin creación de puestos de trabajo o con el cambio en la forma de medir el mercado laboral desde julio del 2006. Las cifras de empleo han pasado de pérdidas millonarias a aumentos sorprendentes, lo que alimenta la controversia, atizada por la reducción de los contratos industriales a término indefinido y el aumento acelerado de la vinculación de temporales, el crecimiento vigoroso de las Cooperativas de Trabajo Asociado, a muchas de las cuales se les responsabiliza de haber deteriorado el ingreso de los trabajadores convertidos en asociados por obra y gracia de la figura solidaria, y la petición del Procurador a la Corte Constitucional para dejar sin vigencia cuatro artículos clave de la reforma laboral del 2002.

Siga bajando para encontrar más contenido