Grandes compañías dejan regiones y llegan a Bogotá, por profesionales y globalización

Están demandando personal más especializado con una amplia experiencia local y visión global, dice Rafael Ortega Ryberg, de la consultora Korn/Ferry International.

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

"Esta es una tendencia que observamos en los últimos años y responde a decisiones administrativas, estratégicas y geográficas", agrega.

"Esto no quiere decir que en algunas ciudades no exista talento calificado. De por sí, es muy bueno. Lo que sucede es que los negocios crecieron a ritmos insospechados generando una gran demanda de talento ejecutivo especializado que algunas ciudades no estaban en capacidad de suministrar", explica.

Para otros analistas, la cercanía a las instituciones de Gobierno y administrativas también pesa en la decisión de trasladar el domicilio social o definitivo de las compañías a la capital del país.

Otras cifras ratifican la importancia de Bogotá como polo para las compañías: tiene una participación en el PIB nacional cercana al 25 por ciento y la cobertura en servicios públicos, educación y salud también ha aumentado vertiginosamente.

Según la presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), María Fernanda Campo, la capital es un lugar atractivo para la localización y desarrollo de diversas actividades productivas, especialmente de servicios.

"En 2007, cerca del 80 por ciento de las empresas creadas y el 93,5 por ciento de la inversión fueron en actividades de servicios, en especial en el comercio, reparación de vehículos, actividad inmobiliaria, empresarial y de alquiler, hoteles y restaurantes, transporte, almacenamiento y comunicaciones, y la actividad de intermediación financiera".

Entre otros factores que han contribuido a fortalecer el atractivo de Bogotá para la inversión, se destacan las reformas del Gobierno para garantizar la protección de la inversión extranjera en el país, facilitar el pago de impuestos, agilizar las operaciones de comercio transfronterizo y promover la transformación productiva de las pymes.

Además, municipios como Facatativá, Cota y otros municipios cercanos a Bogotá han optado por crear zonas industriales donde se exime a las empresas, por varios años, de los impuestos de industria y comercio.

Allí la oferta y los terrenos son más baratos, lo que les da la posibilidad de estar cerca de las ventajas de Bogotá sin sus altos costos.

Con representación directa o indirecta en Bogotá

Aunque para algunos empresarios tener el domicilio social de una compañía en Bogotá u otra ciudad es prácticamente lo mismo, dado que los impuestos nacionales que se pagan son iguales, otros lo consideran necesario y clave para la internacionalización, pues los contactos con el extranjero se facilitan.

Lo anterior lo corrobora el hecho de que casi todas las grandes empresas tengan algún tipo de representación directa o indirecta en la ciudad y el año pasado se crearan 54.000 firmas. Igualmente, existían cerca de 230.000 empresas funcionando, entre ellas 630 multinacionales.

Según un informe de la CCB, la capital de la república es la ciudad con la mayor oferta laboral y concentra el mercado más grande del país, con cerca de ocho millones de habitantes. Al año se crean en promedio 56.000 empresas.

Aunque el éxodo paulatino de firmas no ha logrado reducir la tasa de desempleo de 10,5 por ciento, las compañías dejan sus plantas en las ciudades de origen y toman la decisión de trasladar los domicilios a Bogotá.

Empresas que se han 'trasteado' a la capital

A principios de marzo de este año, los dueños de la empresa Propilco decidieron cambiar el domicilio de la compañía y trasladarlo de Cartagena a Bogotá, y algo similar pasó con la firma extranjera Kraft Foods Colombia, que comercializa alimentos, y en el 2007 también llegó de la capital.

Aunque solo se conocen algunos de los detalles que motivaron al Grupo Sanford (que pertenece a inversionistas colombianos y otros de origen extranjero) y Valorem (empresa controlada por la familia Santo Domingo, los ex dueños de Bavaria) a tomar la decisión de trastear a Propilco a Bogotá, la razón principal habría tenido que ver con la venta a Ecopetrol.

Dos  estampillas que cobra la administración municipal de La Heroica y el hecho de que tanto el presidente de la petrolera como el de Propilco tengan sus asientos en Bogotá, fueron otras circunstancias que pesaron en el trasteo. Aun así, por asuntos estratégicos la planta de Propilco seguirá operando en Cartagena.

El grupo venezolano Polar, aunque no se trasteó directamente a Bogotá, sí optó, teniendo en cuenta razones de mercado, por hacerlo a Facatativá (Cundinamarca). Allí, su filial Pricol Alimentos trasladó el año pasado la planta que produce marcas como Quaker y operaba en Cali desde 1953.

Del departamento del Valle también salieron años atrás para Bogotá Gillette, BDF, Wyeth y Disa, aunque buena parte de los cambios se originaron por los procesos de fusión que habían vivido las casas matrices de esas multinacionales, que tenían el staff administrativo y centros comerciales en Bogotá.

En el caso de Pricol Alimentos, se consideró que la factoría en el occidente no era competitiva porque cerca de la mitad de sus ventas se hace en el centro y el norte del país.

Arroz Roa también estaría en los trámites para trasladar su domicilio de Neiva a Bogotá, entre otras razones porque en la capital hay una oferta de profesionales que difícilmente encuentran en otras urbes.

Siga bajando para encontrar más contenido