Gravámenes que se proponen en la minirreforma impositiva no dejan dormir a empresarios de la minería

El proyecto de ley sobre ajustes tributarios entra hoy en su recta final en las plenarias de Senado

POR:
diciembre 13 de 2010 - 03:37 a.m.
2010-12-13

Lo que empezó como una iniciativa para recaudar recursos a partir del desmonte de la deducción del 30 por ciento por inversión en activos fijos, más otras medidas para fortalecer la Dian y obtener más ingresos, y promover la competitividad del sector productivo, poco a poco fue creciendo y ahora tiene en vilo a más de un empresario, en particular a los mineros.

De las novedades del proyecto que atañen a dicho sector se destacan las relacionadas con el IVA y la retención en la fuente, las cuales “buscan eliminar el tratamiento preferencial existente en materia del impuesto sobre las ventas para las industrias de minería e hidrocarburos, sometiendo a la tarifa general del impuesto todos los servicios intermedios por ellos utilizados para procesar el bien final”, dice la iniciativa.


En el caso de la retefuente, la idea es establecer retenciones por concepto de ingresos por exportación de hidrocarburos y demás productos mineros, “con el fin de facilitar, acelerar y asegurar el recaudo del impuesto sobre la renta y sus complementarios”, establece el proyecto.


Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) asegura: “Nunca habíamos visto un nivel tan alto de gravámenes para el sector minero, lo que puede poner en riesgo las proyecciones de inversión”.


Para el ex viceministro de Minas Amílkar Acosta “las prebendas que tiene el sector minero han sido un descaro” y agregó que “el proyecto es más que justo. Sólo tengo algunas reservas con el tema del desmonte del cuatro por mil, que significa tres billones de pesos y aún no hay claridad sobre cómo se van a reemplazar en el recaudo nacional, sobre todo, porque hay otro tema que, aunque no es de esta reforma, también significa un alto costo fiscal y es el de la rebaja arancelaria”.


Para los que explotan los recursos naturales en Colombia, además del desmonte del beneficio por inversión en activos fijos, también se desmontará la exención del IVA y del impuesto global a los combustibles en las zonas francas.

 

A ello se le agrega la sobretasa del 0,5 por ciento para el manejo administrativo de la nueva política de distribución de combustibles.

Siga bajando para encontrar más contenido