Grecia está ‘a un paso’ de no conseguir financiación

Grecia está ‘a un paso’ de no conseguir financiación

Finanzas
POR:
marzo 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-20

Atenas/EFE. El primer ministro griego, George Papandreou, advirtió que Grecia se encuentra ‘a un paso’ de no conseguir créditos en los mercados internacionales para cubrir sus deudas y solicitó el apoyo de los sindicatos a sus esfuerzos para enderezar la economía helena. “Nosotros, como Gobierno, hablamos con toda franqueza a los griegos sobre el estado al que hemos llegado, a un paso de no estar en condiciones de obtener créditos”, afirmó Papandreou en una reunión de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (Gsee) en la península de Jalkidikí, a 600 kilómetros al noreste de Atenas. En los dos próximos meses vence el plazo para refinanciar 20.000 millones de euros en deuda pública y en todo el año el Gobierno griego debe lograr más de 50.000 millones de euros para saldar sus compromisos financieros. El Primer Ministro agregó que tras asumir “las decisiones más difíciles hechas por cualquier otro Ejecutivo, tenemos que evitar pagar intereses usureros para las próximas décadas, condenando así al país a una profunda recesión”. Por ello, advirtió al sindicato mayoritario del sector privado, que ha convocado tres huelgas generales en las últimas seis semanas, que “si no nos sacrificamos ahora el problema entrará en una espiral incontrolable”. El Primer Ministro socialista también aseguró que “es injusto para los trabajadores que hagan sacrificios mientras que otros, sentados ante las pantallas de ordenadores, se benefician especulando en unos pocos segundos”. También declaró que Grecia está “en un estado de guerra contra los grupos de presión, tanto en casa como fuera”, y agregó que se trata de “una batalla contra los especuladores y a favor de la transparencia, para que los mercados se pongan al servicio del pueblo y no viceversa”. Hace una semana, Papandreou junto con sus homólogos de Francia y Luxemburgo, enviaron una misiva conjunta a la Comisión Europea (CE) y a la presidencia de turno española de la Unión Europea (UE) para que tomaran medidas de protección contra los especuladores. Horas antes, en Atenas, Papandreou afirmó que ahora le toca a Europa apoyar a Grecia porque Atenas ya ha cumplido con sus compromisos para recortar en 2010 en cuatro puntos su abultado déficit del 12,7 por ciento del PIB. “Grecia ha cumplido con su deber y ahora le ha llegado el turno a Europa”, dijo el mandatario griego tras una reunión con el presidente greco-chipriota, Dimitris Christofias, en Atenas. “Ya que Grecia ha cumplido su parte, la otra parte del acuerdo recae sobre la determinación de parte de Europa de apoyar la zona euro, y no sólo a Grecia, porque somos todos parte de una familia económica”, indicó. El Ejecutivo socialista está a la espera del respaldo de sus socios europeos para poder obtener préstamos que cubran sus necesidades en los próximos meses a intereses inferiores al 6,3 por ciento, al que se vendió la última emisión de bonos del Estado. Berlín, indeciso en dar más ayudas Berlín/EFE . El Gobierno alemán no quiere descartar ayudas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Grecia, si bien parte de la base de que este paso no será necesario. “El Gobierno no descarta ayudas del FMI a Grecia”, dijo su portavoz, Ulrich Wilhelm, quien, sin embargo, añadió que el Ejecutivo no ha tomado una decisión al respecto. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se había mostrado en el pasado repetidamente en contra de la opción de que un país de la eurozona recurra al FMI. Wilhelm buscó quitar hierro al debate al subrayar que el Gobierno alemán sigue confiando en que “los esfuerzos de consolidación de Grecia tendrán éxito”. El debate se ha vuelto a encender tras la negativa de la canciller, Angela Merkel, a dar ayudas ‘precipitadas’ a Grecia, y mostrarse así en contra de cerrar un paquete de ayudas en el Consejo Europeo que se celebrará la próxima semana. El primer ministro griego, George Papandreou, por su parte, urgió a los líderes europeos a aprobar el mecanismo de ayuda ya la semana próxima en Bruselas, con el objetivo de lanzar una señal a los mercados. Papandreou insistió en que Grecia no necesita, por el momento, el dinero de sus socios europeos, pero explicó que la mera habilitación de este mecanismo podría suponer un apoyo muy valioso para su país, porque conllevaría a un abaratamiento de los costes de refinanciación de su abultado déficit al apaciguar a los mercados.ANDRUI