Grecia y Portugal le están complicando la vida a Europa

Mientras que Fitch redujo ayer (miércoles) la nota del país luso, la Unión Europea no encuentra un consenso para ayudar a la nación helénica.

POR:
marzo 24 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-24

Portugal sufrió ayer una rebaja en la calificación de su deuda, agravando los problemas en el conjunto de la Eurozona, donde sus líderes aún no consiguen ponerse de acuerdo sobre cómo ayudar a Grecia a superar su crisis financiera.

El recorte en la calificación de Portugal decidido por la agencia Fitch arrastró al euro a un mínimo de 10 meses y sirvió como un recordatorio del riesgo de un contagio de los problemas de Atenas a los miembros del bloque con elevados niveles de deuda.

Diplomáticos señalaron que Francia y Alemania, fundadores del euro, están negociando intensamente las condiciones para un mecanismo de ayuda como último recurso para Grecia, en el cual Berlín pide que el Fondo Monetario Internacional (FMI) tenga un rol central.

El comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, dijo que Grecia está en camino de lograr el objetivo de reducir su déficit fiscal en 4 puntos porcentuales este año, tras las medidas aprobadas por el Parlamento. Sin embargo, advirtió que tanto Grecia como la zona euro no están a salvo todavía de la crisis. "Por lo tanto, la Comisión Europea alienta a los miembros de la Eurozona a tomar una decisión política sobre un mecanismo que asegure la estabilidad financiera en el bloque en su conjunto", afirmó.

La canciller alemana Ángela Merkel, que enfrenta una dura oposición en su país a cualquier intento de rescate a Grecia, insiste en que para respaldar un paquete de ayuda, las reglas de la UE deben ser modificadas para establecer sanciones más duras a los miembros que transgredan las leyes sobre el déficit fiscal.

Atenas no ha pedido formalmente ayuda a sus colegas de la UE, pero considera que establecer un mecanismo de respaldo podría reducir la presión del mercado, abaratando sus costos de endeudamiento para poder refinanciar sus obligaciones por cuenta propia.

La rebaja de la agencia crediticia Fitch Ratings a la calificación de la deuda soberana de Portugal en un escalón a AA-, debido a la floja evolución presupuestaria del 2009, no fue un cambio dramático; pero sí tuvo un impacto psicológico debido al clima de incertidumbre.

"La rebaja tiene más impacto sobre la crisis de deuda soberana que en Portugal", dijo Peter Chatwell, analista de bonos de Credit Agricole.

Golpe al euro

Tras el informe de Fitch, el euro cayó más de un 1 por ciento frente al dólar a 1,3335 dólares, su menor nivel desde comienzos de mayo del 2009. Las acciones de Portugal también retrocedieron y la prima de riesgo sobre la deuda de Portugal y Grecia frente a los bonos alemanes crecía a medida que el mercado digería el anuncio de Fitch. "La división en la UE acentúa la crisis de confianza por la que atraviesa el euro", afirmó Karsten Pohl, de M.M. Markets.
Siga bajando para encontrar más contenido