Los gremios proponen hoja de ruta para la economía

Los empresarios le entregarán en los próximos días al presidente Santos un documento en el que plantean las estrategias del sector público y privado para que el país mejore la productividad.

Los gremios proponen hoja de ruta para la economía

Bloomberg

Los gremios proponen hoja de ruta para la economía

Finanzas
POR:
agosto 03 de 2014 - 09:21 p.m.
2014-08-03

Acelerar las obras de infraestructura y dar reglas claras y estabilidad tributaria son algunos de los temas en los que el sector privado pide mayor acción por parte del Gobierno.

Estos son algunos puntos de un documento de casi 300 páginas que los representantes de los principales gremios de la producción, por medio del Consejo Gremial Nacional (CGN), le entregarán al Ejecutivo al comienzo de la segunda administración de Juan Manuel Santos, y que se convierten en una hoja de ruta para la economía en el cuatrienio.

Si bien reconocen que buena parte de la tarea para que la economía mantenga su buena dinámica recae sobre los empresarios, el CGN dice que el Estado debe jugar un rol fundamental con políticas que mejoren la competitividad en temas transversales a todos los sectores.

Por ejemplo, es clave mantener un entorno favorable a los negocios, lo que incluye “reglas de juego claras y estables, alta previsibilidad de las variables macroeconómicas, que le permita a los empresarios tomar decisiones, indicadores acorde con los parámetros internacionales y unas finanzas públicas sanas”, dice el documento.

Aparte del ambiente general, los empresarios insisten en que se necesita más agilidad para concretar las mejoras que son determinantes para la competitividad empresarial como infraestructura, transporte, logística, costos laborales y educación, entre otros. Igualmente, plantean sus sugerencias para algunos sectores.

INDUSTRIA, CON MÁS DE 20 RETOS

No es secreto el estancamiento de la actividad manufacturera en los últimos años. Por eso, para que la industria recupere tasas de crecimiento superiores al 5 por ciento, el CGN insiste en que hay que ampliar los mercados (locales y externos) y crear las condiciones para que los productos colombianos sean más competitivos.

En ese sentido, plantean 20 retos principales para la industria, con lo que se debería hacer desde el sector público y las empresas para reducir los costos.

Entre ellos, están los costos competitivos en materias primas y logística, mayor eficiencia en transporte, aduanas y puertos, tener un régimen laboral moderno, contar con mayor seguridad y combatir la informalidad y el contrabando.

Al mismo tiempo, se plantea la necesidad de mejorar en calidad, lo que incluye que, tanto Gobierno como empresas inviertan más en educación, ciencia e innovación, fortalecer el capital humano, avanzar en especialización productiva y buscar nichos para incorporarse a las cadenas globales de valor, entre otros.

ATRAER MÁS INVERSIÓN, DESAFÍO DEL AGRO

Según el Consejo Gremial, es importante diseñar políticas para que la producción agropecuaria sea más eficiente y competitiva, que estén encaminadas a atraer más inversión y crear mejores empleos.

En ese sentido, el planteamiento de los privados gira en torno a 4 estrategias.

En competitividad del entorno rural y de los productores, es fundamental invertir más en desarrollo e innovación, desarrollar la asistencia técnica y reducir el rezago en el manejo poscosecha.

En institucionalidad y bienes públicos se plantea que haya una política fiscal en la que haya una tarifa única de 15 por ciento de impuesto de renta.

Las otras dos estrategias son tierras y desarrollo rural, y la sostenibilidad social y ambiental, lo que incluye establecer rutas para la adaptación al cambio climático.

TRAS UNA POLÍTICA DE LARGO PLAZO PARA EL SECTOR ENERGÉTICO

El Consejo Gremial señala que este es uno de los sectores que más avanza para ser de talla mundial. Sin embargo, aún tiene tareas pendientes. En energía eléctrica, ya se establecieron 15 recomendaciones con respecto a eficiencia, tarifas y regulación.

Para el gas natural, es importante garantizar el acceso de los usuarios y la confiabilidad del servicio.

En ambos casos, dice el CGN, una política energética debería hacer una revisión a los esquemas de subsidios y al déficit del fondo del sector, el desarrollo de mayor eficiencia y la interconexión con otros países.

En minería se llama la atención sobre la necesidad de una “institucionalidad minera fuerte, sólida, profesional y estable (...), así como buscar que la discusión tributaria se modere, ya que las amenazas que hoy siente el sector en este campo son bastante altas y ese grado de incertidumbre sin duda afecta la materialización y ejecución de nuevos proyectos mineros”.

‘EL PRINCIPAL OBSTÁCULO ES LA FALTA DE ESPÍRITU EMPRESARIAL’

A pesar del peso que tiene el comercio en generación de impuestos y creación de empleo, a los empresarios les preocupa la baja productividad del sector y las diferencias de desempeño.

Por eso, es necesario que se desarrollen empresas en áreas más especializadas, pero preocupa que en este frente la limitación sea la escasez de espíritu empresarial. “Puede haber muchas otras cosas que impidan que se creen empresas, pero es más grave aún que no haya muchas personas que quieran tomarse el trabajo de ser empresario”, dice el CGN.

Insiste en que no hay que desconocer la mayor competencia local e internacional, así como un consumidor más selectivo, lo cual impone más exigencias en términos de calidad, precios y atención al cliente.

A DESARROLLAR LAS ‘CIUDADES DE CALIDAD’

Ante el crecimiento de la población concentrada en las zonas urbanas, los empresarios plantean la necesidad de contar con espacios físicos incluyentes en materia social, económica, cultural y ambiental.

Así, plantean tres temas claves. El primero es el fortalecimiento de mercado de vivienda, lo que incluye segmentar los modelos de acceso a la vivienda, mejorar la cobertura del crédito e impulsar la oferta de proyectos.

El segundo es la promoción de actuaciones urbanas integrales, es decir que los Gobiernos Nacional y locales adopten medidas para un crecimiento ordenado, tener más y mejor espacio público, articular los sistemas de movilidad y transporte, y que haya disponibilidad de edificaciones.

Finalmente, es clave que toda esta estrategia se desarrolle con buenas relaciones público-privadas.

luicon@eltiempo.com