Gripa AH1N1 atacó a cerdos de Italia y de Dinamarca

Se presentaron tres focos en estos dos países; la OIE mantiene su posición de que el virus pasa del hombre al animal, contrario a lo que se cree.

POR:
enero 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-12

La Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) reportó dos focos de la gripa AH1N1, que afectó los cerdos de dos piaras de Italia y de Dinamarca.

En el primer caso, se presentó un foco en la isla de Sicilia contaminando a nueve animales, de los cuales fue necesario sacrificar a uno.

Según la entidad mundial de la sanidad animal, luego de tomarse las medidas sanitarias del caso, como el aislamiento de los animales, no se tomó alguna medida adicional para enfrentar el foco, el cual ya fue resuelto.

Simultáneo al informe, se presentaron dos focos del mal en Dinamarca, que afectaron a 950 cerdos de dos granjas con una población de 6.600 animales.

Contrario al anterior, en ese país del norte no se han resuelto los focos, por lo que se mantiene la alerta epidemiológica; sin embargo, no se está haciendo ningún tratamiento a los animales afectados, apenas su confinamiento en la granja, sin posibilidad de contactarse con otras piaras.

"Desde los primeros días que siguieron a la detección del virus pandémico H1N1 2009 en el hombre, se consideró la probabilidad de infecciones en los cerdos y otras especies animales susceptibles.

Así que no nos sorprende recibir notificaciones de infección en nuevas especies animales; al contrario, ello demuestra que la vigilancia zoosanitaria es eficiente y que funciona en provecho de todos", comentó Bernard Vallat, Director de la OIE.

Para la entidad, hasta ahora, no se ha demostrado que los animales cumplan una función particular en la propagación del virus AH1N1 en el hombre. Al contrario, las investigaciones conducidas por las autoridades nacionales competentes apuntan a una posible transmisión del hombre al animal en la mayor parte de los casos.

La OIE considera que para el comercio internacional es suficiente la certificación del estado sano de los animales durante el período previo a la exportación, y mantiene su posición de que no se exijan medidas específicas, incluyendo pruebas de laboratorio, para el comercio de cerdos vivos y de otras especies susceptibles.

Siga bajando para encontrar más contenido