La gripa florece en temporada de invierno

Es matemático: con unos cuantos días de lluvia y frío aparece la gripa, ya sea en uno mismo o con posiblidades de contagio por cuenta del vecino de puesto o un familiar.

POR:
mayo 16 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-16

Estudios recientes, entre ellos uno de la Universidad de Oregon y otro de los Institutos Nacionales de Salud, de Estados Unidos, creen haberle encontrado respuesta a la pregunta de por qué los virus de la gripa se propagan con más facilidad durante el invierno y las temporadas lluviosas. Hasta ahora no han faltado hipótesis: hay investigadores que proponen que la gripa pulula en invierno porque la gente se encierra y los niños se apiñan en jardines y escuelas, lo que facilita el paso del virus de unos a otros. Algunos, en cambio, consideran que en invierno hay una disminución de la respuesta inmune debido a que las personas sintetizan menos vitamina D, que depende del sol, y melatonina, que ayuda a regular los ciclos del día y de la noche (en invierno los días son más cortos). Pese a que pueden resultar lógicas, estas tesis no convencían del todo. De acuerdo con los nuevos estudios, el virus responsable de las gripas es “más estable cuando la temperatura oscila entre los 5 y los 10 grados centígrados y el aire tiene una humedad del 20 por ciento”. Estas condiciones –vale decirlo– se producen cuando llueve. Aunque suene contradictorio, la atmósfera es más seca en temporada de lluvias, pues la humedad que tiene en forma de vapor se condensa y se convierte en aguaceros y lloviznas. “Es más probable que el virus de la influenza se transmita en la calle que en una habitación caliente”, dijo Peter Palese, un investigador de gripa y profesor y presidente del departamento de microbiología de la Escuela de Medicina Monte Sinaí, en Nueva York; también es autor de un estudio sobre el tema. Palese emprendió su investigación a partir de un documento publicado después de la pandemia de 1918, en el cual los médicos, desconcertados, se preguntaron por qué y cómo el virus se propagaba tan rápidamente. Así que a penas el cielo se pinte de gris y caigan unas gotas de agua, cuídese para no contraer ningún virus y mucho menos contagiar a otros. ''Normalmente la infección comienza con mucha mucosidad y luego viene la dificultad respiratoria.Protéjase contra los virus Además de mantener aireada y ventilada la casa, de lavarse las manos constantemente, de taparse boca y nariz al estornudar, y de utilizar tapabocas cuando se tiene gripa, hay otras medidas que pueden adoptarse para hacerle menos fácil a los virus la posibilidad de que circulen. Por ejemplo, evite los cambios bruscos de temperatura. Pasar del calor al frío puede irritar las vías respiratorias y causar inflamación; cuando esto ocurre se aumentan las secreciones, condición que facilita el desarrollo de virus. Saque el polvo de su casa. Aspire con frecuencia tapetes y cortinas; el polvo puede contener partículas que favorecen las alergias; con ellas el riesgo de sufrir una gripa es más alto. Esté atento si vive cerca a obras en construcción. Si en su conjunto, edificio u oficina se están llevando a cabo obras, exija limpieza permanente para que el polvo no se levante. Ayúdele al cuerpo a elevar las defensas. Si una persona está bien nutrida, sigue una dieta equilibrada, hace ejercicio regularmente, se mantiene dentro del peso adecuado para su talla y edad, y visita al médico, su sistema inmune tiene más herramientas para defenderse de los virus. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido