Groenlandia avanza hacia la independencia

Groenlandia, la mayor isla del mundo con 2,2 millones de kilómetros, ha dado un paso más hacia su independencia de Dinamarca al aprobar en referendo, con tres cuartas partes de los votos, la reforma de su estatuto de autonomía, que reconoce el derecho a la autodeterminación. Los datos de ayer dados por las autoridades groenlandesas, tras contabilizar el ciento por ciento de los votos, ofrecen un claro triunfo del ‘sí’, con el 75,54 por ciento, frente al 23,57 por ciento del ‘no’, en una consulta que contó con una participación récord de casi 72 por ciento por encima de lo esperado.

POR:
noviembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-27

El resultado confirma los pronósticos que apuntaban a un triunfo del ‘sí’ superior al 60 por ciento, reflejo del sólido respaldo a la reforma, que apoyan todos los partidos groenlandeses menos los demócratas, que obtuvieron 16 por ciento en los últimos comicios. Aunque el referendo es de carácter consultivo, hay un acuerdo previo para respetar su resultado, de ahí que se considere un mero trámite su ratificación por los parlamentos de Nuuk, capital groenlandesa, y Copenhague, capital danesa. El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, anunció que presentará la propuesta de ley en febrero, una vez aprobada por el Inatsisartut (Parlamento groenlandés), con el objetivo de que se cumpla el plan que el estatuto entre en vigor el 21 de junio de 2009, coincidiendo con los 30 años de la autonomía groenlandesa. “Saludo con alegría que la propuesta haya tenido tanto eco en la población groenlandesa. La reforma del estatuto tiene un amplio apoyo político en Groenlandia y en Dinamarca”, señaló ayer en un comunicado Rasmussen, quien resaltó además la alta participación. El presidente autonómico groenlandés, Hans Enoksen, dijo estar muy emocionado y haber llorado de la alegría. “Doy las gracias a la gente por su apoyo, ahora podemos dar el siguiente paso”, dijo Enoksen al canal KNR. El ex presidente autonómico, ahora parlamentario en Copenhague y uno de los ‘padres’ de la autonomía groenlandesa, Lars-Emil Johanssen, señaló que la ‘nación’ ha hablado y que ya no son solo los dos diputados que Groenlandia tiene en el Parlamento danés -al igual que las Islas Feroe, la otra autonomía danesa- los que hablan de independencia. El referendo culmina un largo proceso iniciado ocho años atrás y en el que han participado distintas comisiones parlamentarias, la última de ellas, una mixta danesa-groenlandesa cuya propuesta final de reforma se vio retrasada por culpa del principal escollo en las negociaciones: el reparto de los ingresos del subsuelo. Según estimaciones recientes, bajo su subsuelo podría haber reservas de crudo equivalentes a la mitad de las de Arabia Saudí, lo que permitiría a un país que vive de la pesca y la subvención anual de Copenhague -el 27 por ciento de su PIB- ser autosuficiente. Ambos Gobiernos han acordado que la subvención estatal de 3.200 millones de coronas (unos 429 millones de euros) se reducirá progresivamente con una cantidad que corresponderá a la mitad de los hipotéticos ingresos anuales del subsuelo que superen los primeros 75 millones de coronas (algo más de 10 millones de euros). En el caso de que la subvención se reduzca a cero, ambas partes deberán renegociar sus futuras relaciones económicas. De los ingresos procedentes del petróleo dependerá en gran medida la evolución política futura de Groenlandia, que cuenta con 56.000 habitantes. El hielo dificulta la extracción del crudo, desde el punto de vista tecnológico y económico, lo que añade un alto grado de incertidumbre a la fecha de una hipotética independencia. Efe CONTROL DANÉS La adjudicación de los ingresos procedentes del subsuelo es uno de los principales puntos del nuevo estatuto, el cual además otorga al groenlandés el rango de única lengua oficial y abre la puerta al acceso a nuevas competencias como política penitenciaria, policía, tribunales, extranjería y control de fronteras y transporte aéreo. Solo seis áreas seguirán bajo control danés: constitución, nacionalidad, Tribunal Supremo, defensa y seguridad, política monetaria y de divisas, así como política exterior. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido