Guardados, desde el 2007, están 14.000 mercados de la Gobernación de Bolívar para damnificados del invierno

El caso, que es investigado por la Procuraduría Regional y la Contraloría Departamental, justo trasciende cuando campesinos de Achí (sur de Bolívar), padecen las consecuencias del invierno del 2008.

POR:
mayo 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-19

Los mercados fueron comprados por la Administración del gobernador saliente Libardo Simancas, y permanecen almacenados desde finales del año pasado en el almacén de la Gobernación de Bolívar y en bodegas particulares.

Por su parte, el actual Gobernador, Joaco Berrío, advirtió que no puede hacer uso de esos alimentos para calmar el hambre en esa población porque tenían una destinación específica.

Berrío se enteró en febrero de que antes de dejar el Gobierno, el anterior mandatario (Simancas) firmó contratos con firmas privadas para el suministro de los mercados que iban a ser llevados a damnificados de varios pueblos de Bolívar.

El mandatario precisó que son 38.000 millones de pesos los que se deben pagar por esos mercados, pero señaló que no lo hará hasta tanto las autoridades aclaren el asunto.

A estas preocupaciones, se suma el hecho de que los campesinos no saben si este año les llegarán subsidios para compensar las pérdidas de sus sembrados de maíz, arroz y productos de pancoger.

Hace unos 15 días, la primera embestida del río Cauca, en la zona de El Corcovado, inundó 10 de los 20 corregimientos del municipio, en La Mojana bolivarense. Por eso hay unos 7.000 campesinos afectados y se estima que se perdieron unas 1.700 hectáreas de maíz y arroz.

La duda sobre los auxilios se debe al escándalo que surgió a finales del año pasado y que hoy está en manos de la Fiscalía, según la alcaldesa de este municipio, Cristina Acosta.

Un censo hecho con base en datos entregados por líderes de las Juntas de Acción Comunal de los sectores afectados arrojó 24.000 hectáreas de cultivos dañadas por las inundaciones de octubre y noviembre del 2007.

Pero la Alcaldía de Achí encontró que el conteo estaba inflado, pues el municipio tiene 7.000 hectáreas cultivables, según el Ministerio de Agricultura.

A finales del 2007, el Gobierno dispuso de 15.000 millones de pesos para compensar parcialmente los daños en los cultivos de los agricultores afectados de todo el país.

Para evitar otro problema, este año la administración hará el censo con sus funcionarios. "Hay mucho avivato que se vale de la ocasión para sacar provecho", señala la alcaldesa.

Siga bajando para encontrar más contenido