Gustavo Ordóñez Quintana

Gustavo Ordóñez Quintana llegó hace año y medio a Klik, una empresa creada por Kokoriko para desarrollar el consumo de alimentos congelados en el país. El reto que tiene este ejecutivo es cambiar la mentalidad que tienen algunas personas que relacionan los congelados con productos no frescos o con comida chatarra.

POR:
mayo 08 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-08

¿A cuánto asciende el consumo de congelados? Es muy bajo. Alrededor de 6.000 toneladas al año, es decir más o menos 150 gramos por habitante. ¿A qué se debe que sea tan bajo. Hay poca oferta? Lo que pasa es que algunas personas relacionan los congelados con alimentos no frescos y otras consideran que es comida chatarra. Todas estas convicciones frenan el desarrollo de este tipo de negocios. ¿El fuerte de ustedes es el pollo. De alguna forma la gripe aviar también incide? El tema de la gripe aviar no es nuevo en el mundo. Se tiene conocimiento de situaciones que se han presentado desde principios del siglo pasado en lo que se llamó la gripa española. En Estados Unidos y en México el fenómeno fue controlado, y en Colombia si bien hubo cierto temor de los consumidores, fue algo temporal. En lo que respecta al pollo congelado no hay nada que tener, debido a que este tipo de productos se procesan a 60 grados centígrados y si el virus llegara a hacerse presente moriría durante el proceso. ¿Y el contrabando de pollo? Es un fenómeno que cada vez irá disminuyendo porque la industria colombiana es muy competitiva. Creo que a raíz de los nuevos acuerdos comerciales, específicamente el TLC, habrá más oferta y el contrabando tendrá menos espacio. ¿Por qué Kokoriko entró al mercado de congelados? Es un mercado de retos. El más importante es cambiar la percepción que tienen los colombianos sobre los congelados. Es difícil pero vale la pena. ¿Cuáles han sido los logros? En tres años y cinco meses que lleva la empresa hemos logrado un nivel de producción de 300 toneladas al mes, que nos representan ventas por 3.200 millones de pesos mensuales aproximadamente. También hacemos maquilas por un valor aproximado de 120 millones de pesos. ¿Qué planes tienen en exportaciones? Estamos estudiando los países vecinos. Nos llama la atención el mercado venezolano y algunas islas del Caribe. ¿Cómo ve la economía para este año? El PIB del año pasado fue el mejor en los últimos diez años y de seguir así, las proyecciones que se están haciendo podrían ser más optimistas. Sin embargo hay que tener claro que las crisis salen de un momento y muchas veces no se alcanzan a prevér. Sin embargo yo soy optimista. ¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento de Klik? Tenemos un mercado de 44 millones de colombianos al que le estamos llegando todavía de manera muy incipiente. Nuestra meta es aumentar las ventas entre 30 y 40 por ciento de aquí al 2012 y fortalecernos para llegar al mercado externo. ¿Está de acuerdo con pagar un nuevo impuesto de guerra? Personalmente siento que de una u otra manera las mejores condiciones de seguridad que tenga el país contribuyen al desarrollo económico. Somos partidarios de los procesos de paz y en ese sentido habría que mirar cuál es el impacto de estos impuestos en el mejoramiento de nuestro país. ¿Y qué opina de la reelección? Me parece interesante porque brinda la oportunidad de continuar con planes de desarrollo a largo plazo. Pienso que es bueno para un país como el nuestro. De pronto la preocupación está en qué pasaría si a futuro se reelige a una persona equivocada. " La economía va por buen camino, pero hay que tener claro que muchas veces las crisis no se alcanzan a prever”. "La reelección es buena porque garantiza continuidad. Lo preocupante es que se escoja o se reelija a la persona equivocada”. SU IMAGEN Gustavo Ordóñez es ingeniero industrial de la Universidad Javeriana. Trabajó durante 18 años en Alpina a donde llegó como director de materiales y escaló hasta alcanzar la Vicepresidencia de Logística para Colombia, Venezuela y Ecuador. De ese cargo se retiró en 1999 de para asumir nuevos retos en otras empresas del sector de alimentos y desde octubre del 2004 está al frente de la dirección de la empresa de congelados Klik, creada por Kokoriko con la idea de desarrollar el mercado de alimentos congelados en Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido