Hablan los actores

La crisis profunda de la Comunidad Andina sigue en remojo. La reunión de la Comisión, convocada para considerar la denuncia venezolana del tratado, fue pospuesta, esperando a que bajaran las aguas después de la avalancha producida por la decisión unilateral y los comentarios desmedidos e injuriosos del presidente Chávez. Ese lenguaje de cantina de mala muerte, utilizado para insultar al presidente del Perú y al candidato García, ha agravado las cosas y el ambiente está menos propicio para arreglarlas. La cortina de insultos no deja ver soluciones, si es que las hay y la actitud prepotente y poco conciliadora del Presidente venezolano es un factor de distanciamiento y no de acercamiento. Muchos siguen pensando que lo del TLC fue un pretexto para hacer lo que hace tiempo quería: sacar a Venezuela de la CAN. Sin embargo, le siguen rogando para que recapacite.

POR:
mayo 04 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-04

Los dos Consejos Consultivos de la CAN, el Empresarial conformado por los principales gremios de la subregión y el Laboral del que forman parte las más destacadas organizaciones sindicales, han hablado y han coincidido en el llamado a la unidad, al diálogo y a la búsqueda responsable de soluciones. La importancia de los comunicados radica en que quienes verdaderamente impulsan la integración y pueden ser los mayores damnificados, si colapsa, son los empresarios y trabajadores. Los gobiernos negocian, hacen y deshacen, pero los que la construyen son los que invierten, los que hacen empresas y los que trabajen en ellas. Por eso pretender dañar un proceso de décadas, a espaldas de los actores, es una irresponsabilidad mayor. Vale la pena enfatizar que en los dos comunicados, están los representantes de Venezuela. Los empresarios destacan, como indispensable para preservar, el comercio, al que califican como uno de los más dinámicos del continente. Y hacen mención de la agenda pendiente: la integración física, el régimen común de compras públicas y de inversión, el fortalecimiento del transporte y la profundización de la integración en el sector servicios. No todo es comercio. Es más, la integración debe trascender el simple intercambio y en eso, aunque lentamente, está la CAN. Los trabajadores son más críticos. Recuerdan que desde hace dos años habían advertido que las negociaciones del TLC eran una amenaza y que el sistema de integración se estaba debilitando. Ahora constatan que esas negociaciones han disminuido la cohesión en las más altas instancias y que de ahí se genera una crisis sin precedentes. Tienen razón, pero el corto circuito entre los presidentes no se debe sólo al tratado comercial. En el fondo existe el afán de protagonismo, muy poca humildad y escasa química entre ellos. El micrófono, que alimenta esas ganas de sobresalir, ha hecho mucho daño. Critican también el ingreso de Venezuela al Mercosur, el congelamiento del presupuesto comunitario, la postergación de la aprobación del arancel externo AEC y por sobre todo la pasividad de los gobiernos. Por eso los conminan a actuar con prontitud y seriedad. Es posible que ante tanta súplica (lo que es alimento para su ego), Chávez recapacite. Pero, se pregunta uno, ¿es la solución? ¿Chávez es el problema o hay más cosas que nos separan y confrontan? Vale la pena averiguarlo, pero teniendo en cuenta a los actores, a las universidades, a los analistas y visualizando el futuro. Decano Facultad de Economía U. Piloto "Es posible que ante tanta súplica Chávez recapacite. Pero, se pregunta uno, ¿es la solución?”.

Siga bajando para encontrar más contenido