Habrá recursos para enfrentar crisis eléctrica de la Costa

Hoy el Ministro de Minas irá a Barranquilla y anunciará un nuevo plan de choque para solucionar el mal servicio de energía.

Las protestas en contra del mal servicio de Electricaribe se han extendido por varios municipios de Atlántico, Cesar, La Guajira

Archivo

Las protestas en contra del mal servicio de Electricaribe se han extendido por varios municipios de Atlántico, Cesar, La Guajira

Finanzas
POR:
junio 12 de 2015 - 04:45 a.m.
2015-06-12

Con bloqueos de vías, protestas, plantones y hasta asonadas, los usuarios del servicio de energía eléctrica, prestado por Electricaribe en la Costa Caribe, se han manifestado a lo largo de la semana por la mala prestación que reciben.

Hoy, el ministro de Minas y Energía, Tomás González, viaja a Barranquilla a ponerle la cara al problema.

Portafolio pudo establecer que el ejecutivo llevará debajo del brazo un plan de choque para solucionar la crisis energética que vive el Caribe, que incluirá nuevos recursos para inversión.

El plan suma 2 billones de pesos en más de cuatrocientas acciones concretas a mediano y largo plazo para darle una solución integral al problema.<EM>

Esto implica fortalecer la infraestructura eléctrica de la región con nuevas obras (algunas ya se han contratado como la subestación de La Loma a 500 kilovatios), montar un esquema de supervisión más estricto a la empresas y también implementar estrategias para reducir la cartera morosa de la empresa, que es de alrededor 1,5 billones de pesos y, en este punto, es prácticamente imposible de recuperar.

Y es que al hablar de las deficiencias del servicio de energía eléctrica en la costa todos coinciden en que es el rezago histórico en materia de inversiones en el sector lo que ha llevado a esta situación.

Las suspensiones al servicio son frecuentes y con unas altas temperaturas, el consumo de energía en ventilación en la región es superior al promedio.

A esto se le suma el hecho de que hay unas zonas de difícil gestión en las que solamente se puede cobrar el 30 por ciento de lo facturado. La mitad de las áreas cubiertas por Electricaribe, están en estas zonas. Además hay un nivel de fraude que supera el 20 por ciento.

De acuerdo con el director de Asocodis (Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía), Juan Camilo Manzur, esta situación hace que la solución al problema no se debe dar solamente desde la empresa privada.

“Requiere el esfuerzo conjunto de todos, el gobierno debe dar las herramientas para evitar el fraude, los usuarios deben comprometerse a pagar el servicio y las empresas deben comprometerse a cumplir las inversiones”, señaló.

EL ESTALLIDO

Aunque el problema viene de atrás, lo que impulsó el descontento social es que la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg, actualizó uno de los componentes de la tarifa que cobra la empresa (que no se ajustaba desde hace 17 años), lo que dejó como resultado un alza promedio de 1,1 % en los usuarios, y en los de estratos 3, 4, 5 y 6 el aumento fue de 13,21 %.

Esto, aunque es una buena señal para el mercado, en el sentido en que se logra actualizar las tarifas y las empresas pueden cobrar de acuerdo con las condiciones del mercado, dejó la frustración en los usuarios de que deben pagar más por un servicio que no mejora.

Y a esto se le añaden las denuncias de malos manejos al interior de la empresa distribuidora y comercializadora de energía.

Por eso ayer la Superintendente de Servicios Públicos, Patricia Cruz, estaba en Barranquilla revisando en detalle las denuncias contra la empresa.

Para el presidente de la Asociación Nacional de Alumbrado, Anap, William Arabia Valderrama, además de esto es necesario que haya una intervención a Electricaribe.

“Por menos, la Superintendencia de Servicio ha intervenido empresas”, señaló.

El que anunciarán mañana sería el segundo plan de choque para mejorar la situación del sector eléctrico en la región Caribe del Gobierno Santos.

El primero fue anunciado en mayo del año pasado por el entonces ministro Amylkar Acosta. El plan buscaba asignar, a través de una convocatoria exprés, la ejecución de más de diez proyectos claves entre subestaciones, compensadores, transformadores, redes de transmisión, líneas, etc. En total sumaban 693 millones de dólares (cerca de 1,1 billones de pesos a dólar de ese entonces).

nohcel@portafolio.co