Habrá Vivienda rural más digna, dijo Minagricultura

En su intervención en el Congreso Cafetero llamó la atención por viviendas más grandes para las familias.

El Ministro planteó que debe construirse un nuevo tipo de vivienda, con materiales, mano de obra e interventoría de la zona.

Archivo Portafolio

El Ministro planteó que debe construirse un nuevo tipo de vivienda, con materiales, mano de obra e interventoría de la zona.

Finanzas
POR:
diciembre 05 de 2014 - 01:40 a.m.
2014-12-05

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, reclamó por las condiciones de las viviendas de interés social rural del país.

El tema lo trató durante su exposición ante los 90 delegados de 16 departamentos del país que asisten al Congreso Cafetero, que sesiona en Bogotá.

El funcionario destacó que este tipo de vivienda “no es digna”, pues apenas son entre 32 y 36 metros cuadrados; en esta área apenas caben dos habitaciones donde tienen que acomodarse hasta diez personas, destacó Iragorri.

Así las cosas, el Ministro planteó que debe construirse un nuevo tipo de vivienda, con materiales, mano de obra e interventoría de la zona.

Sobre este último aspecto dijo que deberían hacerlo los propietarios de las viviendas, a quienes les entregaría todo un protocolo para el control de la construcción o mejoría de las viviendas.

“No conozco a nadie que permita que se le roben siquiera un ladrillo de su propia casa”, dijo el Ministro sobre la interventoría.

Además, indicó que las nuevas viviendas de interés social rural “serán casas grandes, casas decentes”.

Por último, destacó que se busca omitir las exigencias relacionadas con títulos de propiedad para el acceso a los subsidios o a la financiación, pues sólo el 21 por ciento los tiene en regla.

Este tema de las exigencias de papeles lo relacionó con la pérdida, este año, de un billón de pesos que no pudo ejecutarse por las convocatorias.

Durante su intervención ante el Congreso Cafetero, el Ministro desvirtuó cualquier posibilidad de que los recursos asignados para el programa PIC de los cafeteros, que no se ejecutaron, vayan a financiar las iniciativas planteadas por el gerente de la Federación.

Iragorri destacó que el dinero no se pagó porque el café ha tenido un buen repunte en su precio interno, los recursos, calculados en 750.000 millones de pesos, volverán al Tesoro Nacional.