Han atajado actividades de 250 captadoras ilegales

En lo que va del 2013, se han detectado 29 falsos establecimientos que se camuflan en el mercado como entidades vigiladas por la Superfinanciera.

POR:
octubre 27 de 2013 - 11:05 p.m.
2013-10-27

La orden impartida la semana pasada a Global Management Resources S.A.S. y a Mary Rojas Cerón, para que suspendieran de forma inmediata sus actividades financieras ilegales, también fue un nuevo campanazo de alerta para que las personas no bajen la guardia ni anden entregando sus recursos a cualquier entidad sin comprobar su legitimidad.

Hasta el viernes de la semana pasada, la Superintendencia Financiera había ordenado parar sus actividades a 29 captadoras ilegales, pero se sabe que investiga a otras tantas personas y establecimientos que se camuflan en el mercado, y dicen estar vigilados por las autoridades con el propósito de arrebatarles el dinero a personas incautas.

Este año han aparecido en promedio unas tres captadoras ilegales por mes; en el 2012 fueron cerca de cuatro y en el 2011 se hablaba de unas ocho entidades ilegales dedicadas a ‘tumbar’ a la gente.

La permanente vigilancia del mercado que hace la Superfinanciera y el seguimiento a las denuncias interpuestas por los afectados han permitido a la autoridad frenarles el paso a no menos de 250 captadoras ilegales en el país en los últimos seis años.

La cifra puede ser más alta si se tiene en cuenta que no hay registros disponibles para el 2010. Según el ente de control y vigilancia, Global Management Resources se hizo a unos 1.456 millones de pesos de por lo menos 21 personas a quienes les prometió rentabilidades entre el 7 y el 10 por ciento mes vencido.

Pero conocer el verdadero monto de los recursos que se pierden cada día por cuenta de las captadoras ilegales es difícil, dicen los expertos, pues muchas personas no denuncian por temor a represalias, vergüenza social o porque consideran que con reportarlo a las autoridades no recuperarán sus ahorros y sí es mayor el tiempo perdido en trámites que consideran innecesarios. Se estima que los recursos comprometidos con las primeras y más grandes captadoras ilegales descubiertas a mediados del 2007, DMG y D.R.F.E., superaron los dos billones de pesos.

FALSOS NOMBRES

Pese a esto y al escándalo generado en su momento, la aparición de nuevas captadoras, pirámides, prestamistas piratas y de oferta de servicios financieros ilegales se mantiene, como también la de incautos que continúan entregando sus ahorros a completos desconocidos.

Lo que más sorprende a las autoridades es la capacidad sin límite de los delincuentes para alcanzar sus objetivos, pues logran pasar sin sospecha con nombres como Financiera FES S.A.S., Inversiones Granahorrar, JP Morgan Corporación Financiera, Asociación Nacional Financiera, Financiera Corfincolombiana, Corpofinanciera Nacional Santodomingo y Cía., Inversiones BBVA, y Financiera Suramericana, entre muchos otros.

Los delincuentes se valen de nombres de entidades legales que existieron en el pasado y a los que les hacen pequeñas variaciones; otros retoman las razones sociales de establecimientos legales vigentes o que tienen productos financieros exitosos para confundir a las personas. Ni siquiera la autoridad del mercado se ha salvado de suplantaciones, pues en marzo del 2011 se detectó una captadora ilegal denominada ‘Super Financiera de Colombia’. Por eso, la regla de oro es verificar ante el órgano de control del sistema (http://www.superfinanciera.gov.co/EntidadesSupervisadas/entidades_general.xls) que esa entidad a la que le va a entregar sus ahorros esté debidamente autorizada y vigilada por el Estado.

Siga bajando para encontrar más contenido