SÍ HAY AGUA PARA TODO EL MUNDO

En el desarrollo 'del XIV Congreso Mundial del Agua' que se realiza en Recife, Brasil, especialistas revelaron un estudio denominado Programa de Desafío en Agua y Alimentación (CPWF, por su sigla en inglés), el cual evaluó el potencial de 10 fuentes hídricas ubicadas en África, Asia y América Latina.

POR:
septiembre 27 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-27

El informe publicado en el International Water Journal indica que los grandes sistemas fluviales del mundo en desarrollo cuentan con el agua que se requiere para la producción de alimentos de este siglo, pero el uso ineficaz del recurso y su distribución desigual generan conflictos en dichas regiones. "Está claro que hay suficiente agua para satisfacer las necesidades alimentarias, energéticas, industriales y medioambientales (en estos continentes) en el siglo XXI", explica la investigación. Agua y desarrollo Las cuencas hídricas estudiadas cubren 13,5 millones de kilómetros cuadrados de regiones en las que viven 1.500 millones de personas, de las que 470 millones están entre las más pobres del mundo, muestra el informe de los investigadores. Las cuencas analizadas fueron la andina y de Sao Francisco en América del Sur, los sistemas fluviales del Limpopo, el Níger, el Nilo y el Volta en África y las cuencas del Indo-Ganges, el Karkheh, el Mekong y el Río Amarillo en Asia. Cabe decir que según la proyección poblacional de las regiones, de la Organización de la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas (FAO), la producción mundial de alimentos tendrá que crecer un 70 por ciento para el 2050 conforme la población mundial pase de 6,9 millones en el 2010 a 9.200 millones en 40 años. Simon Cook, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), explicó que si los gobiernos le dieran más importancia a los modelos agrícolas que aprovechan las lluvias sería posible aumentar "sustancial y rápidamente" la producción de alimentos. "Es necesaria una mentalidad nueva en los ministerios para que se aprovechen las ventajas de toda la gama de beneficios que proceden del enfoque de cuenca de los ríos, y dejen de centrarse simplemente en los sectores como el energético (hidroeléctrico), el riego o la industria de manera aislada", afirma el estudio. "La escasez de agua está afectando nuestra capacidad de producir suficientes alimentos. Los estudios muestran que el problema general es el no usar de manera eficiente el agua disponible en estas cuencas hídricas", señaló Alain Vidal, director del CPWF, en Colombo, Sri Lanka. La investigación concluyó entre otros aspectos que la producción está por lo menos un 10 por ciento por debajo de su potencial en 'grandes' zonas de Asia y América Latina. Por ejemplo, en el Indo y el Ganges, el 23 por ciento de los arrozales producen aproximadamente la mitad de lo que podrían producir si se pensará de manera sustentable. Por su parte, África tiene el mayor potencial para incrementar la producción de alimentos, ya que sólo el 4 por ciento del agua disponible se utiliza para la alimentación y la ganadería, según el informe. "Enormes" cantidades de agua de lluvia se pierden o son desaprovechadas, en especial en el África sub- sahariana, según Vidal. - Los gobiernos deben diseñar políticas sustentables metodología Existe una fragmentación en la administración de las cuencas e incluso, países en los que la agricultura, la industria y la minería se ven individualmente en vez de interrelacionadas. Los resultados indican que, a pesar de las presiones a las que se enfrentan estas cuencas, hay oportunidades sen- cillas para satisfacer ne- cesidades de desarrollo y aliviar la pobreza. Con un esfuerzo para intensificar la agricultura de secano, se podría alimentar al mundo sin aumentar las presiones sobre los sistemas de cuencas fluviales, muestra el estudio. Los gobiernos deben repensar cómo aprovechar los benefi- cios de los sistemas hídricos en lugar de cen- trarse en un solo sector. Debe haber equidad en el valor del recurso. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido