Hay alerta por virus de la lengua azul en ganado

La ganadería de 22 países del mundo está afectada actualmente por esta enfermedad; aún no se ha presentado en Colombia y es transmitida por moscas.

POR:
enero 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-08

Un total de 8.976 animales de varias especies, en 18 países del mundo, resultaron infectados durante el 2009 por el virus que produce la enfermedad conocida como lengua azul, informó la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE).

Del total, 2.957 murieron como consecuencia directa de la enfermedad, situación que mantiene en alerta a los ganaderos y a las autoridades sanitarias de los países europeos.

Las cifras corresponden a los reportes de las entidades sanitarias de los países, que de forma obligatoria deben remitir sus cifras a esta entidad.

Vale la pena destacar que el virus es exótico (no existe) en Colombia y tampoco estuvo presente en los demás países latinoamericanos durante el 2009; sin embargo, es preocupante en países con los que se tiene un amplio comercio de bienes y servicios, lo mismo que flujo permanente de pasajeros.

Alarma más, cuando es catalogada como endémica en Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suiza.

Sin duda, con lo anterior, la ganadería colombiana debe cuidarse en extremo de evitar la llegada del mal, porque para este no se ha descubierto un tratamiento eficaz, lo que incrementa su letalidad.
Ahora, estas medidas deben incluir, por ejemplo, el control estricto al comercio de productos derivados de la ganadería de los países afectados, lo mismo que a evitar la entrada de las plagas que transmiten el mal.

La temida enfermedad

La lengua azul es una enfermedad producida por un virus que afecta a los rumiantes domésticos y salvajes, como ovejas, vacas, cabras, búfalos, entre otros, y es transmitida por los insectos, en particular,los de especies llamadas culicoides.

La enfermedad se hace más grave según la especie afectada; por ejemplo, en las ovejas les causa merma en el crecimiento de la lana, pérdida de peso y la muerte, mientras que en los bovinos, los índices de infección son altos, los signos del presencia del mal pueden pasar inadvertidos o son muy suaves, pero cumplen un papel destacado para la permanencia del virus en las áreas rurales.

En general, los bovinos presentan complicaciones en las mucosas, las patas y en la piel.

Según la ficha de información de la enfermedad, publicada por la OIE, el virus puede transferirse al feto mediante la placenta, no se transmite por contacto con animales o lana, ni por el consumo de leche, es decir, no existen riesgos para la salud pública, porque no es zoonótica.

Como medidas de prevención, se recomienda la vacunación de los animales, pero deben ponerse en marcha planes de prevención y control contra los insectos que las transmiten (unas 20 especies de moscas).

En Colombia no se vacuna contra este mal, pues no se ha reportado su existencia y, para prevenir su posible llegada al país, se tienen en cuenta protocolos de seguridad y de bioseguridad para autorizar el comercio de productos de origen pecuario, informó Rafael Sanmiguel, gerente del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

A pesar de tratarse de una enfermedad exótica en el país, el funcionario justificó los estrictos controles que hace la entidad a su cargo para evitar la entrada de este mal y de las diferentes plagas que transmiten enfermedades a los animales y a las plantas.

Siga bajando para encontrar más contenido