Hay buenos pronósticos de crecimiento para la economía brasileña, según estudio

Un sondeo empresarial augura un crecimiento del PIB de 5,2 por ciento este año además de la creación de 1,5 millones de empleos.

POR:
marzo 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-25

Brasil alcanzará este año un crecimiento económico del 5,2 por ciento y generará 1,5 millones de nuevos empleos formales, según un sondeo entre empresarios divulgado ayer por el estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (Ipea).

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) proyectado por el sector productivo contrasta con la contracción económica del 0,2 por ciento sufrida el año pasado y se ubica por debajo de la expectativa del Gobierno (5,7 por ciento).

Según el resultado del 'Sensor Económico' del Ipea, los empresarios también prevén para este año una inflación del 4,7 por ciento, por encima del 4,31 por ciento medido en 2009 y de la meta del Gobierno (4,5 por ciento).

El sector productivo también espera que este año sean generados 1,5 millones de nuevos empleos formales, por encima de los 995.110 creados el año pasado, pero por debajo de la proyección del Gobierno (2 millones).

Los empresarios calculan que Brasil terminará el año con el dólar cotizado a 1,89 reales, frente a los 1,79 reales a que era vendido ayer (jueves). Según el estudio, los empresarios proyectan para este año un superávit comercial de 15.000 millones de dólares, con exportaciones por 170.000 millones de dólares e importaciones por 155.000 millones de dólares.

Esos datos son más optimistas que los del propio Banco Central, que recientemente revisó sus proyecciones y ahora prevé un superávit comercial de 10.000 millones de dólares, producto de ventas externas por 173.000 millonesy compras por 163.000 millones.

En cualquiera de los dos casos, el superávit en la balanza comercial de este año se ubicará por debajo del alcanzado el año pasado (25.348 millones de dólares). El organismo oficial consulta bimestralmente para su sondeo a los dirigentes de las principales patronales empresariales del país y otros voceros del sector productivo.

Bajo desempleo

Por otra parte, y en datos ya confirmados, el índice de desempleo en Brasil en febrero fue del 7,4 por ciento de la población económicamente activa, poco más de un punto porcentual por debajo del medido en el mismo mes de 2009 (8,5 por ciento) y el menor para un febrero en la historia del país.

La tasa de desocupación, sin embargo, superó ligeramente el 7,2 por ciento medido en enero de este año y el 6,8 por ciento de diciembre del año pasado, cuando cayó a uno de sus menores niveles históricos, según el informe divulgado por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

El número de personas desempleadas en febrero en las seis mayores regiones metropolitanas del país, en las que es medido el índice nacional, era de 1,7 millones, prácticamente igual al de enero, pero en un 11,3 por ciento inferior al de febrero del año pasado (1,9 millones).

La confianza va para arriba

La confianza del consumidor brasileño subió en marzo, impulsada por un aumento del consumo de las familias de bajos ingresos tras dejar atrás un periodo de anticipación de compras y de preocupación por la inflación.

El Indice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) subió un 0,6 por ciento entre febrero y marzo de este año, luego de haber caído un 2,2 por ciento en febrero, dijo la entidad. "La evaluación de los consumidores sobre su situación y la economía es de un optimismo moderado", dijo a Alosio Campelo, economista de la FGV.

Siga bajando para encontrar más contenido