Hay escasez de mano de obra para ir a coger café

El fenómeno ha venido incrementándose desde hace más de siete años ante las difíciles condiciones económicas y sociales de los recolectores. La migración a las ciudades es la principal causa.

La migración del campo a la ciudad tiene a los productores de café en aprietos para conseguir recolectores.

John Jairo Bonilla

La migración del campo a la ciudad tiene a los productores de café en aprietos para conseguir recolectores.

Finanzas
POR:
septiembre 10 de 2014 - 03:10 a.m.
2014-09-10

La migración del campo a la ciudad tiene a los productores de café en aprietos para conseguir recolectores de la cosecha del segundo semestre del año, que deberá ser recogida en los próximos dos meses en el Eje Cafetero.

De forma paralela, el país cafetero está pasando por sus mejores tiempos en cuanto a la producción y la productividad de los cafetales.

Para este 2014 se esperarían no menos de 11,5 millones de sacos de 60 kilos, tal como lo vaticinó comienzos de año Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, mientras que la productividad apunta a los 14,1 sacos de 60 kilos de café verde por hectárea, luego de haberse reportado 10,79 en el 2011.

“Esta es la cosecha principal del año, que se recolecta en los departamentos del Eje Cafetero y Antioquia, las zonas norte del Valle del Cauca y Tolima.

“Así, la demanda de mano de obra es desde finales de agosto pasado e irá hasta entrado el mes de enero del año entrante”, dijo Óscar Gutiérrez, un vocero del movimiento por la Dignidad Cafetera.

En cuanto a los precios del grano, estos han crecido 83 por ciento en lo corrido del año, al pasar de 397.875 pesos por carga de 125 kilos a 731.375, al cierre de ayer.

Frente al reclutamiento que hacen las fuerzas militares este hace casi que ‘espantar’ a los jóvenes recién egresados del bachillerato, quienes prefieren migrar a las ciudades a esta opción.

En los centros urbanos se emplean como mano de obra informal en las obras de construcción y todo tipo de obras civiles o las que no impliquen una relación laboral.

Otro factor que ha incidido en la oferta de mano de obra está en el orden público, pues han habido zonas donde la guerrilla ha sembrado minas en los cafetales.

De llegar a presentarse combates entre el Ejército y la guerrilla, se perjudica la recolección, incrementando el valor de los jornales o, en el peor de los casos, echándose a perder los granos.

Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dijo no tener una explicación lógica de por qué puede estar sucediendo este fenómeno en el país.

“La cosecha está dándose todo el año porque el café ya es un cultivo que está recolectándose en 590 municipios de 20 departamentos del país”, dijo Mejía.

Por último, el dirigente gremial dijo que los recolectores cuentan con buenos ingresos, alimentación y alojamiento en las fincas donde se les contrata.

Vale la pena recordar que la escasez de mano de obra ha venido presentándose en el país desde hace unos siete años, pues desde el 2007, además de la alimentación, alojamiento y comida, el gremio cafetero ha venido haciendo campañas de reclutamiento.

Lo anterior, de la mano del Sena, que ha dictado capacitación en recolección.
Para la recolección en Antioquia, donde no ha comenzado, se esperaría que este año el Comité Departamental de Cafeteros ubique carpas informativas en las plazas de los pueblo para llamar la atención de los desempleados.

En este departamento se esperaría contratar entre 35.000 y 40.000 recolectores mensuales, pues las labores de recolección serán intensas en los municipios de Andes, Betulia, Betania, Ciudad Bolívar, Salgar, Concordia, Fredonia y Santa Bárbara, donde se concentrará la mayor oferta de jornales.

El año pasado también se reconoció la escasez de mano de obra por parte de los cafeteros.

LANZAN ALERTA TEMPRANA POR LA BROCA

“Hay que ponerle cuidado a un posible incremento en los niveles de infestación por broca en los cafetales del país”, dijo Carlos Armando Uribe, gerente técnico de la Federación Nacional de Cafeteros.

El dirigente indicó que los reportes que tiene hoy de las compras por parte de las cooperativas y de las fincas: no indican que haya alarma. “Sin embargo, no debe descuidarse el tema”, dijo Uribe.

En los últimos cuatro años, la roya se redujo del 27,6 al 4,9 por ciento, mientras que la plaga de la broca pasó del 8,1 al 1,7 por ciento, reportó el gremio.

NO FUERON RECONOCIDOS

Un estudio liderado por la antropóloga de la Universidad de Caldas, Gloria Elsa Castaño, determinó que los recolectores de café, quienes ejercen su labor en condiciones de migración y desplazamiento, han sido ‘invisibilizados’.

Esto, relacionado con la declaratoria, por parte de la Unesco, de que el Paisaje Cultural Cafetero es reconocido como patrimonio cultural de la humanidad.

Para hacer su estudio, la especialista convivió con ellos, conoció sus rutinas, formas de trabajo y vidas.

“Hoy en día, tenemos una escasez de recolectores que, incluso, afecta a los dueños de las fincas, lo cual obedece a muchos factores, entre ellos el despojo simbólico de sus conocimientos tradicionales”, señaló la docente.

Al respecto, advirtió que por los nuevos lineamientos de producción del grano y las exigencias del consumidor internacional, los ha llevado a ‘inaugurar’ nuevos conocimientos y a comportarse de una manera distinta en los cafetales.

Por último, la investigadora destacó que la Federación Nacional de Cafeteros realiza una proyección anual de las floraciones de los cultivos, pero no existe una cifra real y contundente en la que se mencione la cantidad de recolectores de café.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios