¿Hay espacio de valorización de los TES los próximos meses?

En junio pasado el Gobierno publicó el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp), a través del cual se incrementó en 4,1 billones de pesos la meta de colocación de este año con el objetivo de anticipar el financiamiento de 2010. Aunque este incremento en la oferta de TES unido al anuncio de la Junta Directiva del Banco de la República (Jdbr) de no continuar reduciendo la tasa de interés de intervención generó presiones al alza sobre las tasas de negociación de estos títulos, no se esperaban grandes desvalorizaciones debido a las amplias condiciones de liquidez del sistema de los últimos meses. Sin embargo, en las últimas semanas la incertidumbre en torno a la venta de Isagén en 2009 y la publicación del cierre fiscal del primer trimestre del año ha generado expectativas negativas entre los inversionistas en torno a la salud fiscal de 2009 y 2010, lo cual ha llevado a que se presenten nuevamente desvalorizaciones de los títulos de deuda pública loca

Finanzas
POR:
febrero 16 de 2016 - 06:59 p.m.
2016-02-16

De acuerdo con el documento Confis, en el primer trimestre de este año los ingresos tributarios del Gobierno Nacional Central (GNC) cayeron 6 por ciento con respecto al mismo período de 2008, al ubicarse en 15,6 billones de pesos. De acuerdo con el MFMP publicado en junio, la meta de recaudo tributario neto de papeles y devoluciones es de 68,2 billones de pesos, frente a 64,3 billones de pesos en 2008. Aunque la meta de este año no resulta ser consistente con la reducción de dos puntos porcentuales en el crecimiento del PIB (según las estimaciones del Gobierno el PIB crecerá en 2009 en un rango de 0,5 y 1,5 por ciento) y con las estimaciones de la Dian de recaudo por el impuesto al patrimonio (1,2 billones de pesos menos que en 2008), el Gobierno mantiene sus estimaciones de recaudo por encima de lo alcanzado el año pasado. Si tenemos en cuenta que la meta de recaudo de impuestos de la Dian para este año asciende a 73,1 billones de pesos , y a junio se habían recaudado 36,3 billones de pesos (sólo 961.000 millones de pesos más que en 2008), es posible asumir que no es probable que el Gobierno logre su meta de ingresos este año. Ahora bien, aunque el Gobierno espera concretar la venta de Isagén este año, debe realizarla a través de los procesos que indican la ley 226, que establece que debe hacerse una ronda por el sector solidario antes de ir a una subasta de oferta pública. Como aún no se ha decretado el precio de la empresa, legalmente no es posible haber iniciado la ronda por el sector solidario, lo cual indica que el proceso de venta de la empresa está aun en una etapa inicial. Por cuanto el financiamiento interno de 2009 se vería afectado a través del rubro de privatizaciones. Sin embargo, ante este escenario existe la posibilidad de que el Gobierno utilice los recursos de prefinanciamiento de 2010, que aunque no necesariamente debería afectar el balance de 2009. Así las cosas, el Gobierno contaría con 4,1 billones de pesos adicionales para cubrir sus gastos de 2009, que ayudarían a mitigar el menor recaudo tributario y la posibilidad de la no entrada de recursos ante la venta de Isagén. Sin embargo, esta decisión no tendría un efecto favorable sobre los títulos de deuda pública a nivel local. El uso de los recursos prefinanciados en 2009 generará un incremento en la oferta de TES en 2010 de igual proporción, que deberá limitar la valorización de los títulos de deuda pública en lo que resta de este año, y generar presiones al alza sobre las tasas de negociación de los TES en el primer semestre del próximo año. Más aun si tenemos en cuenta que las expectativas de los inversionistas le apuntan a un incremento en los niveles de inflación y de tasas los próximos meses. Adicionalmente, la probabilidad de que las amplias condiciones de liquidez que hemos observado en el sistema durante los últimos meses se mantengan es cada vez menor. En primer lugar, no habrá vencimientos de TES hasta febrero de 2010 (4,2 billones de pesos) que proporcionen liquidez al sistema y dadas las últimas declaraciones de la JDBR la probabilidad de inyectar liquidez a través de reducción de encajes o compra de TES es baja. Y en segundo lugar, restan 3 billones de pesos por subastar de TES y 9,2 billones por subastar de títulos corporativos en lo que resta de este año. WILABR