No sólo hay que ser, también hay que parecer

Hace poco más de un año, una prestigiosa revista en Colombia publicó un artículo titulado 'El discreto encanto', el cual iniciaba diciendo que nadie es profeta en su tierra, refiriéndose al hecho de que mientras los colombianos tendemos a verle a Bogotá sólo los defectos, los extranjeros ven todos sus encantos.

POR:
mayo 20 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-20

Hoy esta tendencia es más fuerte por la coyuntura que vive la ciudad. Bogotá se ha consolidado como el principal destino turístico internacional y de negocios en Colombia y como la primera ciudad del país en captación de congresos, eventos y convenciones de talla internacional, superando a Cartagena y ubicándose entre las primeras 6 ciudades en Latinoamérica y las primeras cincuenta en el mundo, según el ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (Icca) publicado la semana anterior. El auge que vive la ciudad en materia de inversión hotelera, con grandes apuestas como el Centro de Eventos y Convenciones y de muchos nuevos emprendimientos como el bus turístico, la organización de grandes conciertos y espectáculos o la apertura de restaurantes, centros comerciales, spas, bares, discotecas, etc., son consecuentes con la dinámica de la demanda impulsada por el turismo en Bogotá, sector que hoy genera entre prestadores de servicios turísticos y servicios afines cerca del 30% de los empleos. Así mismo, los medios de comunicación más influyentes del mundo afianzan esa tendencia al reconocer y validar cada vez más las bondades de Bogotá como destino turístico. Medios tan prestantes como New York Times, USA Today, BBC de Londres, Marie Claire de México, Poder y Negocios de Chile, entre otros, han dedicado varios artículos a Bogotá destacando positivamente su transformación, sus atractivos urbanos y su grata estadía. Todos estos medios resaltan la riqueza de la ciudad, manifiesta en su patrimonio cultural y su historia, pero sobre todo en una agenda muy intensa y variada que convierte a la capital en un referente latinoamericano. Recomiendan de Bogotá la gastronomía, la rumba y las compras como atractivos imperdibles de la ciudad para cualquier turista. La más reciente, la revista Lonely Planet de Argentina, en su edición marzo pasado destacó a Bogotá como la ciudad más verde y muestra a la capital colombiana como un ejemplo a seguir en materia de ecología y medio ambiente. La nota recalca que la ciudad tiene 107 metros cuadrados de zona verde por persona, "la cifra más alta entre las ciudades de población media, y la mayor biodiversidad del mundo por kilómetro cuadrado". Si bien el valor de estas publicaciones puede cuantificarse como free press y supera los tres millones de dólares entre prensa internacional y nacional, el impacto en imagen para la ciudad es incalculable y positivo. Un destino seguro, grato, disfrutable para visitar, abre posibilidades para hacer negocios, invertir, y atraer talentos y oportunidades de intercambio cultural. Han sido grandes los esfuerzos realizados en diferentes ámbitos para que la capital tenga esta buena prensa internacional, para dar a conocer nuestra ciudad, para activarla en los portafolios turísticos del trade internacional, para que los tomadores de decisión la elijan como sede de sus eventos claves. Desde el Instituto Distrital de Turismo hemos liderado con Proexport Colombia un trabajo que consiste en la promoción, mercadeo y posicionamiento de la ciudad, y como entidad rectora del turismo en Bogotá hemos impulsado la competitividad a través de alianzas público-privadas para mejorar el entorno de la ciudad, fortalecer a los empresarios del sector y generar una cultura turística en la comunidad. Hoy los resultados de ese esfuerzo saltan a la vista en términos de la valoración que tienen los extranjeros de Bogotá y su decisión de disfrutar la ciudad. Sin embargo, hay mucho trabajo por hacer internamente, porque para avanzar es necesario que la ciudadanía, independientemente de las coyunturas políticas y las administraciones de turno, se apropie de estos logros y de su ciudad, y construya de manera colectiva con sus acciones y sus palabras la proyección de la capital que quiere ofrecer como anfitrión a sus visitantes. Hay ciudades colombianas que nos están enseñando que la percepción no es sólo sensación o emoción, sino principalmente una construcción social y que, en medio de dificultades aun mayores a las que atraviesa Bogotá, han optado por el optimismo, por hablar bien de su ciudad, por participar activamente como los mejores anfitriones y transformar su realidad. Es evidente que Bogotá será un mejor destino turístico cuando sus habitantes puedan reconocer el valor que tiene la ciudad, cuando puedan comprender por qué muchos visitantes están dispuestos a pagar por disfrutarla y a dimensionar los beneficios que un sector como el turismo puede traer a su bolsillo y a la economía de la ciudad. Necesitamos que ese proceso inicie para que podamos demostrarle al mundo, con ocasión de la Copa Mundial Sub-20 de la Fifa Colombia 2011, que Bogotá es un destino grato, amable, seguro, capaz de albergar eventos de talla mundial, que como este, suele ocurrir en un lugar cada 30 años. Para ello estamos trabajando en múltiples frentes. Sólo en la medida en que conozcamos y valoremos la ciudad podremos cuidarla y promoverla. Esta es también una invitación a todos los comunicadores y generadores de opinión en Colombia, puesto que su capacidad de influencia es definitiva para que internamente comprendamos no sólo que ya somos un destino turístico de talla mundial, sino que tenemos que lucir y comportarnos como tal. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido