Hay que olvidar unas cosas para poder recordar otras | Finanzas | Economía | Portafolio

Hay que olvidar unas cosas para poder recordar otras

Hay que olvidar unas cosas para poder recordar otras

POR:
septiembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-26

No por tener más espacio para guardar información en el cerebro unas personas tienen mejor memoria que otras. Al parecer, lo que incide es hasta qué punto el cerebro rehúsa a dejarse llenar con cosas que no necesita saber.

Es decir, olvidar la información menos importante, mediante un proceso de memoria selectiva, hace que sea más sencillo recordar la más relevante.

Estos fueron los resultados que arrojó un estudio científico publicado hace un par de años en la revista británica Nature Neuroscience y que retomó la agencia de noticias.

Los expertos realizaron resonancias magnéticas sobre individuos mientras intentaban recordar asociaciones de palabras que habían aprendido anteriormente.

Durante las pruebas, los científicos analizaron el comportamiento de la corteza prefrontal, parte del cerebro que interviene en el proceso de recuperación de las informaciones guardadas en la memoria.

Como si de una competición se tratara en la que para que gane uno tiene que perder el otro, cuantas más cosas habían olvidado los sujetos, menos activa se mostraba la corteza prefrontal, esto es, menos recursos tenía que utilizar el cerebro para recuperar una información concreta.

Por lo tanto, para los individuos que participaron en el experimento, fue mucho más sencillo recordar una asociación concreta de palabras al olvidar otras. "Los grandes olvidos de las memorias rivales acarrean un fuerte descenso del nivel de la demanda de actividad de la corteza prefrontal durante el proceso de recordar", afirman los científicos en su momento al publicar el artículo.

"Dada la naturaleza asociativa de la memoria, recuperar una información relevante a menudo requiere seleccionarla en detrimento de muchas otras rivales, lo que, a su vez, precisa los pertinentes mecanismos de control cognitivo que resuelvan la competición", añaden.

Según los científicos, esta competencia da muestras de la capacidad de adaptación de la memoria, en la que la resolución de los conflictos nemotécnicos (relacionados con la memoria) acarrea tanto desventajas -los olvidos- como ventajas -la posibilidad de recordar.

Según el doctor Carlos Cano, hay elementos que ayudan a mantener una mente ágil, como la lectura y el aprendizaje constantes. Y hay más buenas noticias: la memoria puede reentrenarse. Hay muchas herramientas que se pueden usar y que van desde la agenda de papel hasta la palm.

Ventajas comparativas

Las diferencias en la memoria no solo están marcadas por la edad sino por el sexo. Las mujeres, por ejemplo, tienen más desarrollado el hemisferio derecho del cerebro y por lo tanto, la memoria analítica y la intuición.

Se trata de una memoria implícita en la genética femenina. Por eso es que ellas pueden hacer dos o tres funciones al tiempo. Y les va mejor con lo que los sicólogos denominan una memoria episódica, son buenos testigos oculares, asi como para recordar experiencias relacionadas con los sentimientos.

Siga bajando para encontrar más contenido