'Hay que planificar y ser ordenado', dijo presidente de El Cerrejón, León Teicher

El empresario cerró este año el evento 'Lecciones Empresariales' organizado por PORTAFOLIO.

POR:
noviembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-27

Teicher admite que conducir una empresa de estas dimensiones, con 10.000 empleados y considerada como la mina a cielo abierto de exportación de carbón más grande de Latinoamérica, es como pilotear un Boeing 747.
 
La filosofía personal que Teicher practica dice que uno debe analizar el entorno, hacer un plan y andar con una tabla de surfear debajo del brazo para tomar la cresta de la ola y de esta forma aprovechar la oportunidad de manejar un negocio como estos.

Para él, la sensación de cambio es la más drástica. Cuando lo llamaron para ofrecerle el cargo venía de montar su empresa de desarrollo de software en Canadá, la cual califica como una pequeña avioneta.

"Uno se sienta, diseña la avioneta, la ensambla, se monta en ella y la echa a volar, pero de pronto le ponen a uno enfrente un Jumbo sofisticado y también es una sensación espectacular", sostuvo.

Teicher participó en la última sesión del año de 'Lecciones Empresariales' de PORTAFOLIO, en la que compartió sus conocimientos.

Pasado y presente

Aún con los desafíos que ello representa, Teicher está satisfecho con el trabajo que escogió, pues si bien en el pasado tuvo algunos nexos con Carbocol, la antigua empresa estatal que era dueña del 50 por ciento de la mina, prácticamente le tocó empezar de cero en el conocimiento de los recovecos del negocio del carbón, sobre el cual hoy habla con mucha pasión.

El Cerrejón de hace 25 años es muy diferente al de hoy y muy opuesto al que descubrió el escritor Jorge Isaacs (junto con otras personas), cuando obtuvo las primeras licencias para explotar carbón en La Guajira, pues aunque muchos colombianos no lo sepan, además de ser el autor de la novela romántica María, a Isaacs se le considera como uno de los descubridores de esta enorme riqueza mineral del país.

De pasar a ser un proyecto de 15 millones de toneladas de producción de carbón tipo exportación, en el 2008 El Cerrejón finalizará con 32 millones de toneladas.

Este año terminará con ventas por 2.500 millones de dólares, convirtiéndose en el segundo exportador más grande de Colombia. En el 2007 pagaron 180 millones de dólares en impuesto de renta y 130 millones de dólares en regalías. Pero en el 2008 calcula que se pagarán más de 200 millones por concepto de impuestos y regalías.

Para Teicher, dos factores han sido fundamentales para el éxito de esta empresa: el aporte de la experiencia y tecnología de los socios extranjeros, así como la mano de obra y el talento colombiano.

El Cerrejón es controlada por partes iguales por tres de las mayores mineras del mundo: BHP Billiton, Angloamerican y Xstrata. A pesar de ser una compañía de capital netamente multinacional, solamente hay un extranjero trabajando en la misma en el país, pues el resto de sus colaboradores son trabajadores colombianos.

Y justamente esa es una de las mejores lecciones que deja El Cerrejón a juicio de Teicher: que en Colombia se pueden hacer grandes cosas siempre y cuando se planifique y se sigan los derroteros ordenadamente para alcanzar una meta.

Teicher es un convencido de que la producción de El Cerrejón llegará hasta donde 'la licencia social', como él la denomina, se lo permita, pues para la organización lo más importante es que las comunidades que los rodean quieran esa expansión.

Por lo pronto las reservas de carbón ascienden a por lo menos 2.000 millones de toneladas en el territorio guajiro.

Por ser una industria extractiva son grandes las responsabilidades sociales y ambientales. "El negocio da para invertir en esa responsabilidad. El retorno personal es muy importante y esa es la manera de devolver los privilegios que la vida le ha dado a uno", señaló.

De hecho El Cerrejón tiene cuatro fundaciones, una que se dedica al desarrollo para La Guajira, otra para el fortalecimiento institucional del Departamento, una tercera para el agua y finalmente una cuarta dedicada al desarrollo de La Guajira indígena.

El modelo gerencial

Teicher explica que El Cerrejón tiene sistemas gerenciales robustos aportados durante años por el antiguo dueño, la estadounidense Exxon y modificados por los actuales accionistas.

"Tomamos decisiones bajo un esquema de delegación amplio y otros comités lo hacen para temas más especializados como en los de recursos humanos, gerencia de compras, entre otros", dice.
Cada trimestre hay una reunión con los accionistas y por lo menos tres veces al año lo hace la junta directiva, pero en cierta forma es una empresa autónoma, pues como su dueño no es uno solo, se le permite manejarse con cierta libertad, aunque en ocasiones las decisiones de mayor envergadura se consultan con los socios.

Curiosamente El Cerrejón Colombia no comercializa su carbón.

Esa labor se hace en Europa donde una división especializada es la encargada de vender el producto, el cual sale de Puerto Bolívar.

El directivo considera que en la gran minería está la apuesta para el desarrollo económico de Colombia, pues el país podría llegar a producir en su conjunto 120 millones de toneladas del mineral, al cual le quedan muchos años de existencia debido a que es el sustituto perfecto para la generación de energía.

"Estos negocios son de ciclos de décadas, no de meses. No se puede pensar en desarrollarlos a corto plazo", concluye.

Y si bien los precios del carbón han descendido Teicher considera que no lo han hecho de forma tan dramática como los del petróleo y más bien han encontrado un amortiguador en el menor costo de los fletes, los cuales asume el comprador.

Un colombiano con ascendencia polaca

A pesar de que su apellido es extranjero, León Teicher es colombiano. Su padre Bruno Teicher nació en Polonia, pero se vino a vivir a Colombia, exactamente al Valle del Cauca donde el hoy presidente de El Cerrejón vivió una infancia repartida entre Palmira y Cali. Posteriormente, una vez finalizó sus estudios en el Colegio Hebreo Jorge Isaacs, de Cali, Teicher se graduó de economista de la Universidad de los Andes y obtuvo su MBA de la Universidad de Stanford en Estados Unidos.

Su carrera la comenzó en California en Ampex Corporation en el área de nuevos negocios. Unos años después ocupó la vicepresidencia de mercadeo y ventas de Carbocol y de allí pasó a la gerencia nacional de mercadeo y ventas de Unisys donde luego fue nombrado presidente de la misma en Argentina, Uruguay y luego Colombia. Presidió Xeon Technology en Vancouver (Canadá) hasta mayo del 2006 cuando asumió la presidencia de El Cerrejón.

Siga bajando para encontrar más contenido