'Hay que prepararse para la caída de las materias primas'

José Darío Uribe, gerente del Banco de la República, agrega que otro de los retos macroeconómicos que tendrá Colombia en el mediano plazo es prepararse para el proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos.

José Darío Uribe, gerente del Banco de la República.

Archivo Portafolio.co

José Darío Uribe, gerente del Banco de la República.

POR:
mayo 27 de 2013 - 01:42 p.m.
2013-05-27

Una subida de las tasas de interés internacionales por la recuperación de la mayor economía del mundo, continuados temores sobre la deuda soberana en algunos países de Europa y una escalada inflacionaria en el mundo industrializado serían "traumáticos" para la economía colombiana, advirtió.

"A mediano plazo, o un plazo mayor, probablemente el reto importante es desde el punto de vista de la política monetaria estar bien preparados para el proceso de normalización de la política monetaria, en particular en los Estados Unidos", afirmó Uribe en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

La normalización de la política monetaria en Estados Unidos implicaría un alza en las tasas de interés, actualmente cerca a cero, para recortar liquidez a la economía, disminuir el endeudamiento y evitar burbujas de crédito.

Ese escenario repercutiría en economías emergentes como Colombia, que se verían en la necesidad de actuar y poner fin a políticas expansionistas tras haber recibido altos flujos de capitales que fortalecieron a sus monedas. El Banco Central de Colombia redujo entre julio del 2012 y marzo pasado su tasa de interés de referencia en 200 puntos base y en abril decretó su primera pausa en los recortes, manteniéndola en un 3,25 por ciento.

Algunos analistas pronostican que el organismo emisor comenzará a subir su tasa de interés antes de finalizar el año para combatir futuras presiones inflacionarias derivadas de la actual política monetaria.
RETO FISCAL

Desde el punto de vista de la política fiscal, Uribe consideró que hay que "tener un marco fiscal adecuado para estar preparado frente a eventuales caídas o disminuciones en los precios de los productos básicos".

Las principales exportaciones del país están concentradas en petróleo, carbón, ferroníquel y café, productos afectados por las caídas en los precios internacionales.

La economía colombiana creció un 4 por ciento en el 2012, una desaceleración desde el 6,6 por ciento del 2011, mientras que para este año el Banco Central estima que se expandirá entre un 3 y un 5 por ciento, con un 4,3 por ciento como cifra más probable.

Uno de los principales dinamizadores de la economía en los últimos años ha sido la inversión extranjera directa, que el año pasado llegó a un récord de 16.700 millones de dólares, principalmente a los sectores petrolero y minero.

Uribe, de 54 años, se refirió a la compra de dólares que realiza el organismo emisor en el mercado interbancario para quebrar la tendencia alcista del peso, que completa un 5,4 por ciento de depreciación en lo que va del 2013, lo que a su vez ha servido para acumular reservas internacionales que alcanzan actualmente unos 40.000 millones de dólares.

"Nosotros nos sentimos, digamos tranquilos, con los niveles de reservas, pero repito, esto hay que mirarlo desde el punto de vista dinámico", afirmó. "En la medida en que la economía crece más, soporte más, tenga mayores niveles de deuda, etcétera, pues también eso va implicando necesidades de mayores niveles de reservas para estar uno tranquilo de que puede enfrentar los choques externos", explicó.

El Emisor se convirtió en un jugador importante del mercado cambiario para combatir la apreciación de la moneda colombiana, que sumó casi un 9 por ciento en el 2012, afectando principalmente el sector exportador.

El Banco de la República compró el año pasado más de 4.800 millones de dólares en intervenciones en el mercado cambiario y en los primeros cinco meses del 2013 sus adquisiciones deben alcanzar cerca de 3.500 millones de dólares.
Reuters

Siga bajando para encontrar más contenido