‘Hay reparos en el tema de las concesiones viales’

Asfalto y falsas comunidades, dos dolores de cabeza para los constructores en el 2014.

Juan Mar[in Caicedo Ferrer.

Milton Díaz

Juan Mar[in Caicedo Ferrer.

POR:
diciembre 23 de 2013 - 03:14 a.m.
2013-12-23

Después de tres años de estudios y de salir a ofrecerles a la ingeniería y la banca nacional e internacional la posibilidad de construir las carreteras que el país necesita, el Gobierno comienza el próximo año con las adjudicaciones de una buena parte de las 40 nuevas concesiones viales, que prometen interconectar antes del 2020 las zonas de producción con los puertos.

En entrevista con EL TIEMPO, el presidente la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo Ferrer, habla sobre el reto colosal que representa que la construcción de vías le dé un impulso al producto interno bruto (PIB) de 1,5 por ciento en los siguientes cinco años. Ante esto, los constructores e ingenieros, representados por la CCI, le solicitarán al Gobierno a partir de enero aclarar cinco preocupaciones.

¿Está el camino despejado para construir más vías?

Ante la magnitud de lo que viene nos reunimos recientemente con los consorcios precalificados, que participarán en las licitaciones, y coinciden en las mismas preocupaciones: mano de obra, maquinaria, explosivos y asfalto. La capacidad de Ecopetrol, que es el único proveedor de asfalto, no daría abasto para atender la demanda que viene. Dos tercios de los kilómetros que se van a contratar son de rehabilitación de carreteras antiguas, y eso necesita asfalto. Importarlo es muy costoso, el almacenamiento es muy complejo y el precio está amarrado al precio internacional del crudo. Algo similar sucede con los explosivos que se necesitarán para los túneles y la maquinaría que debe estar disponible. También es necesario identificar los especialistas y operarios que van estar en cada proyecto; ahora van ser 66 concesiones, de las cuales 40 son nuevas, sin contar las que vayan saliendo de iniciativas público privadas.

¿La recién sancionada ley de infraestructura evitará que las obras se retrasen?

Indiscutiblemente, da un gran alivio. Nos preocupan las consultas previas con las comunidades. Hay intereses mafiosos, minería ilegal, politiquería corrupta, los grupos armados ilegales en algunas zonas del país que se disfrazan de comunidades para chantajear al Estado deteniendo el curso de las obras. La mejor manera de relegitimar ese derecho es quitándoles la máscara a esas comunidades de mentiras. Eso es lo que más preocupa al mercado y a los inversionistas.

¿Cuándo empiezan las obras?

No nos olvidemos que los adjudicatarios o ganadores de las licitaciones no pueden al otro día poner maquinaria para empezar a construir la carretera; deben irse a sus escritorios a realizar los diseños de detalle de la fase 3. En esa etapa de preconstrucción se pueden tomar entre 1 o 2 años. Los proyectos van a generar un gran impacto en la economía y en el empleo, pero no a partir del primero de enero del 2014. Tenemos que ser sinceros; sin embargo, hay motivos para ser muy optimistas.

¿Qué avances permitirán destrabar la locomotora de infraestructura?

Entre 2010 y 2013, el presupuesto de inversión del sector transporte se duplicó hasta llegar a 7,1 billones, y han mejorado los niveles de ejecución: pasaron de 2,8 billones a 8 billones durante el mismo periodo. Hoy tenemos indicador de obras civiles más integral, lo que nos hace esperar un resultado del último trimestre del 2013 más generoso, en el que ya se empezarían a reflejar los contratos por 3,6 billones de los corredores de la prosperidad y mantenimiento que adjudicó el Invías. Este Gobierno ha ido ordenando la casa, ya no se van a licitar proyectos que no estén maduros, y los pagos a los contratistas se condicionaron a la entrega de pagos por disponibilidad de la obra. Hay norma, como la ley de infraestructura, que facilitarán que de aquí en adelante la locomotora pueda andar más rápidamente.

Christian Pardo Quinn

Redactor de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido