'Nosotras hemos peleado y ganado el respeto', dice ejecutiva de Nacional de Chocolates

Ana María Giraldo, vicepresidenta de planeación corporativa de la firma, habló con el blogger de Portafolio.com.co Rupert Stebbings sobre el espacio ganado por ejecutivas de alto nivel en el país.

POR:
julio 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-01

Dice Giraldo que a diferencia de otros países, en Colombia la mujer ejecutiva no se siente discriminada: "En otras naciones las mujeres están más dispuestas a esconderse detrás de una discriminación positiva, la cual en muchos casos trabaja en su propia contra, causando resentimiento en los lugares de trabajo", comenta Giraldo. 

Durante su tiempo viajando y conociendo inversionistas internacionales, ¿cuál cree que es la visión de ellos sobre Colombia?

Durante los últimos años ¿desde que Alvaro Uribe Vélez se convirtió en Presidente de Colombia- la imagen del país cambió y ha mejorado significativamente, no solo en términos de seguridad sino también en términos económicos. Esto se ha reforzado desde finales del año pasado, cuando Colombia se convirtió en un país aún más atractivo para inversionistas extranjeros, debido a la estabilidad y al retorno de las inversiones que actualmente no existen en Estados Unidos. En este sentido el mundo está al revés, mientras que Colombia se vuelve más atractiva para los inversionistas. 

¿Y qué hay de Nacional de Chocolates?

Para inversionistas finales, esta es una compañía con poca volatilidad y un buen potencial. Se ha convertido en una acción defensiva, es muy rentable, con bajo nivel de riesgo.

Estos mismos inversionistas internacionales describen a 'Chocolates' como costosa. ¿Qué piensa de esto?

Ellos la categorizan como cara, pero es muy estable. La relación riesgo beneficio es muy buena en términos del potencial de crecimiento. En el 2008 el Igbc cayó alrededor del 30 por ciento, mientras que la acción de Chocolates cayó tan solo un 5,5 por ciento. Esto es confortable para el inversionista. 

¿Estos inversionistas los mantienen ocupados?

Nosotros estamos envueltos en muchas más llamadas de conferencias y reuniones en comparación con unos años atrás, cuando ocasionalmente teníamos visitantes. La eliminación del control de capitales también ha ayudado a la situación, luego de haber sido un problema durante los años 2007 y 2008.

Todas las grandes marcas extranjeras, como Nestlé y Cadbury, se encuentran en Colombia. ¿Cómo puede explicar la popularidad de las marcas del Grupo Nacional de Chocolates?

Son tres grandes factores: el primero es que la generación actual de consumidores nació y fue criada con las marcas actuales de la compañía y raramente cambiarían o alterarían su consumo en su crecimiento. 

El segundo factor es que nosotros estamos en todas partes gracias a nuestra red de distribución, no solo en los supermercados, sino también en la mayoría de tiendas de barrio a través de toda Colombia.

Finalmente, invertimos una fuerte cantidad de tiempo en nuestras marcas, y nos mantenemos a la vanguardia en la mente de los consumidores.

¿Usted cree que el domino que GNCH tiene en Colombia puede verse bajo amenaza?

Para nada, esperamos al menos mantener nuestra participación de mercado, y de pronto incrementar nuestras ventas totales, teniendo en cuenta que el consumo en Colombia es todavía muy bajo en comparación con otros países de la región.

Por supuesto que el GNCH es mucho más que chocolates pero, ¿existe algún problema en la percepción de la compañía entre los inversionistas?

Ocasionalmente tenemos algunas confusiones entre inversionistas, pero afortunadamente ya es algo esporádico; todavía tenemos trabajo por hacer para aclararle al mercado lo que somos y hacemos. Por ejemplo, ahora la división de cárnicos es nuestro mayor negocio.

Colombia ha recorrido un largo camino durante los últimos cinco años desde que usted está en el GNCH. ¿Cuál cree que es el próximo paso para el país?

Infraestructura, vías, puertos y aeropuertos. Estamos atrasados frente a la región en esta área y a pesar de que no impacta directamente nuestros negocios, una alta inversión puede realmente favorecer y ayudar a la comunidad y a la economía en general.

¿Qué peligros se avecinan para Colombia?

Si bien los inversionistas internacionales y los grandes negocios se encuentran en Colombia gracias a la estabilidad que les ha otorgado el actual Gobierno, en el largo plazo necesitamos más que un solo partido político, para poder mantener los valores de la democracia, que son muy importantes.

¿Qué tan atentos están (de 1 a 10) frente a la situación en Venezuela, considerando el comportamiento que ha presentado Chávez en relación con el sector de alimentos?

Un siete; vemos a Venezuela como una inversión de largo plazo, pero somos conscientes de la situación, y nos mantenemos atentos a los acontecimientos.

¿En dónde ve usted al Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) en el año 2020?

Van a existir algunas participaciones cruzadas entre compañías, pero para ese tiempo se va a escuchar muy poco sobre el GEA como un concepto; por el contrario, se escuchará sobre la fortaleza de las compañías independientes.

Usted es una ejecutiva muy exitosa, y en Colombia se encuentran más mujeres ejecutivas que en cualquier otro país de la región. ¿Por qué cree que esto sucede?

Los hombres en Colombia han sido tal vez más abiertos para permitirles a las mujeres la oportunidad de probarse a ellas mismas en los lugares de trabajo, y nosotros lo hemos agarrado con ambas manos. 

Nosotras hemos peleado y ganado el respeto, a diferencia de otros países en donde las mujeres están más dispuestas a esconderse detrás de una discriminación positiva, la cual en muchos casos trabaja en su propia contra, causando resentimiento en los lugares de trabajo. 

Cuando yo estudié, los hombres eran de lejos la mayoría; en las reuniones la relación podría ser fácilmente de 10 a 1. Sin embargo, la aceptación ha sido tan fuerte en Colombia que una nunca se siente intimidada o fuera de lugar.

¿Cómo puede la cultura de 'la belleza' encajar entre las mujeres jóvenes de ahora?

Existe realmente una mayor presión sobre las mujeres jóvenes en términos de cómo lucen. Siempre ha existido el mito entre la mujer latina de que verse bien es importante, y el alto perfil o popularidad que la belleza mantiene en los medios de comunicación genera una cierta tentación para seguir los caminos del modelaje, etc. 

Sin embargo, las jóvenes ahora tienen una generación de ejecutivas exitosas que trabajan como modelos, lo que esperamos que las anime a estudiar duro y a mirar el mundo de los negocios, al mismo tiempo que utilizan su apariencia como trampolín.

Dígame una acción en la cual usted invertiría por fuera del GEA

Por fuera del GEA no invertiría en ninguna acción. Yo usaría el dinero para invertir en una pequeña compañía para crear empleo, o de pronto en propiedad.  

Siga bajando para encontrar más contenido