El que a hierro mata... | Finanzas | Economía | Portafolio

El que a hierro mata...

Las Farc pierden a uno de sus principales combatientes del frente 34 en Antioquia, gracias a un golpe certero de la Policía y la FAC.

POR:
septiembre 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-24

El 5 de mayo de 2003, el suboficial de la Infantería de Marina, Agenor Biella, dijo en medio de sollozos que un guerrillero de las Farc conocido como 'El Paisa' había dado la orden de asesinar al grupo de secuestrados que el Ejército había intentado rescatar en las selvas que separan a Antioquia de Chocó. A pesar del ruido que hacían los helicópteros, Biella, que sobrevivió a varios disparos de fusil de sus captores, oyó cuando 'El Paisa' gritó: "!Mátenlos a todos!"

Y así ocurrió. Los guerrilleros se acercaron a donde estaban amarrados el entonces gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria; al asesor de Paz y ex ministro de Defensa Gilberto Echeverri, y ocho militares, los acribillaron con ráfagas de fusil y huyeron. La masacre fue repudiada en el mundo entero por la sevicia con que los subversivos cumplieron la orden de su comandante.

Desde entonces, las autoridades pusieron entre sus objetivos a 'El Paisa', cuyo verdadero nombre era Jesús Agudelo Ramírez. El jefe del frente 34 llevaba muchos años de militancia en las Farc y con el tiempo los investigadores  establecieron que una mujer, con quien tenía una relación sentimental, lo visitaba con frecuencia y se refería a él como "mi papá". 

 Con esta información, grupos especiales de Inteligencia de la Policía enviados desde Bogotá trabajaron con paciencia y cautela en la región, siguiendo una estrategia similar a la que terminó con la muerte de 'Raúl Reyes en territorio ecuatoriano en marzo de este año.

CAMBIO estableció que los agentes encubiertos se infiltraron en la zona de influencia de 'El Paisa', entre Cañasgordas, Abriaquí, Frontino y Urrao, en Antioquia, y que gracias a la colaboración de un guerrillero dieron con el lugar donde el jefe guerrillero se proponía acampar desde el pasado fin de semana.

Una vez que el informante les confirmó que 'El Paisa' no se movería del campamento improvisado por sus hombres, los agentes de Inteligencia dieron a los pilotos de la Fuerza Aérea las coordenadas del lugar, que fue bombardeado en la madrugada del lunes 22. Poco después, llegaron patrullas de la Policía  y confirmaron la muerte de 'El Paisa' y de otros ocho subversivos que lo acompañaban.

 Coincidencialmente, el guerrillero fue abatidos 64 meses después, muy cerca del lugar donde había dado la orden se asesinar a los secuestrados que estaban en su poder. Un golpe certero de la Inteligencia de la Policía que destacó el ministro de Defensa Juan  Manuel Santos, lo mismo que la eficacia de los pilotos de la Fuerza Aérea que volaron el campamento donde descansaba el jefe subversivo que durante más de 10 años sembró el terror en una amplia zona  de Antioquia y quien tenía 15 órdenes de captura en su contra por rebelión, concierto para delinquir, terrorismo y secuestro, entre otros. Un golpe más que se suma a la larga cadena de reveses que han sufrido las Farc en los últimos dos años.

Siga bajando para encontrar más contenido