Los hispanos, los más golpeados por el desempleo en E.U. tras la crisis, dice estudio de EPI

El estudio, que compara las tasas de desempleo de blancos, negros e hispanos en los 50 estados del país, revela que el índice que corresponde a hispanos es 1,5 veces más alto que el de los blancos.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

La investigación del Instituto de Política Económica (EPI) está desarrollado desde el inicio de la recesión en el último trimestre de 2007 hasta el primer trimestre de 2009.

Aunque ese índice de desempleo de los hispanos no es tan alto como el de los negros, cuya tasa duplica la de los blancos, sí es el que más ha crecido desde que comenzó la crisis, según el director del programa de Raza, Etnicidad y Economía de EPI, Algernon Austin. "El mayor incremento del desempleo desde el inicio de la recesión lo han experimentado los latinos", dijo Austin en una conferencia de prensa telefónica.

La principal causa de este enorme impacto de la recesión en el colectivo hispano es, según Austin, "el colapso del mercado inmobiliario y de la construcción", que da trabajo a millones de latinos en todo el país y que está perdiendo empleos a un ritmo acelerado.

Para Austin, sin embargo, la respuesta para la recuperación puede estar en otro sector. "Un montón de los trabajos en el sector de energías renovables son en construcción. Si ese sector despega, beneficiará a los trabajadores latinos", aseguró.

El índice de desempleo entre los hispanos de Estados Unidos disminuyó cinco décimas en junio y se ubicó en el 12,2 por ciento, pero se mantuvo muy por encima de la tasa general del 9,5 por ciento, según el Departamento de Trabajo.

Las cifras de desempleo reales podrían mostrar una estampa aún más pesimista, puesto que, aunque el estudio incluye datos correspondientes a inmigrantes indocumentados, los expertos sospechan que no están representados adecuadamente porque son renuentes a participar en las encuestas.

Por tanto, la cifra de 2.274.000 hispanos de E.U. que carecían de trabajo en junio de este año podría aumentar considerablemente si se contabilizaran todos los latinos que no tienen empleo entre los 12 millones de inmigrantes indocumentados que se estima residen en el país.

Siga bajando para encontrar más contenido