La historia se escribe desde una óptica muy distinta

Mientras que Kohut y Stokes miden las diferencias entre los estadounidenses y otros pueblos con base en cifras, otro libro publicado recientemente en Estados Unidos, Friendly Fire (Bajas casuales) de Julia E. Sweig, define estas divergencias a través de hechos históricos.

POR:
agosto 26 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-26

Sweig dice que los estadounidenses simplemente omiten capítulos importantes, y con frecuencia dolorosos, del pasado de Estados Unidos en el concierto internacional, como el respaldo estadounidense para derrocar al primer ministro electo en Irán en 1953, el asesinato de Patrice Lumumba en el Congo en 1961, y una larga lista de intervenciones, guerras y apoyo a dictaduras en el resto del mundo. “Estos episodios se han desvanecido de la memoria colectiva de Estados Unidos, escribe. En la línea histórica estándar reciente del país, la guerra de Vietnam fue el único error, virtualmente una aberración en la que por lo demás es una noble trayectoria estadounidense en la que el país ha sido un pionero en el establecimiento y la reinstalación de la libertad y la democracia”. Sweig también hace notar que Estados Unidos presume de tener altos estándares morales pero luego pierde el respeto del mundo al torturar prisioneros en la prisión de Abu Ghraib de Irak y negándose a participar en tratados internacionales como el protocolo de Kioto para la disminución de los llamados gases de invernadero, la Corte Penal International y el Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

Siga bajando para encontrar más contenido