Historias clínicas llegan a la Red

Google ofrece su nuevo servicio que permite a los médicos consultar los antecedentes de sus pacientes.

POR:
mayo 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-20

En algún tiempo, los médicos que lleguen a atender un accidente podrán darles algo más que los primeros auxilios a los heridos. Si se conectan a Internet y entran al nuevo sitio de salud lanzado por Google (www.google.com/health), los médicos podrán acceder a todo el historial médico de la persona, saber qué tipo de enfermedades padece y cómo reacciona a ciertos medicamentos.

El nuevo servicio fue lanzado inicialmente en Estados Unidos, pero se espera que se lleve a otros países en la medida en que clínicas e instituciones de salud en cada ciudad se unan al proyecto.

Además de publicar el historial clínico de una persona, el servicio incluye enlaces a farmacias, hospitales y laboratorios clínicos, los cuales podrán acceder a la información de los pacientes sin conocerlos, y así resolver casos de urgencias, hacer diagnósticos o entregar medicamentos en forma controlada.

El servicio es gratuito y también permite que los usuarios tengan copias electrónicas de su información médica, como prescripciones, resultados de pruebas de laboratorio o tratamientos (por lo general, los médicos se quedan con esta información).

Según un comunicado publicado por Google, con el nuevo sistema son los usuarios los que manejan la información y los que deciden qué tipo de datos van a ser publicados y cómo van a ser compartidos.

La publicación del historial médico en Internet permitirá, entre otras cosas, que una persona pueda cambiar de médico o de institución de salud sin tener que abrir un nuevo historial o esperar a que le hagan chequeos en busca de enfermedades.

Así mismo, en caso de un viaje podrá compartir la información con una clínica u hospital de la localidad a la que va, de tal forma que la historia personal esté a disposición de los médicos en caso de alguna emergencia.

Otro de los usos planteados es el de avisos. Mediante alarmas que pueden llegar a través del teléfono celular, el sistema es capaz de recordarle a una persona que debe tomar un medicamento a una hora específica.

El servicio de Google competirá con otros similares existentes en el mercado, incluido uno lanzado por Microsoft en octubre del 2007.

A pesar de los beneficios que ofrecen, estos servicios han sido criticados por el riesgo de que se divulgue información médica privada de los usuarios.

Defensores de la privacidad dijeron que el servicio plantea riesgos porque la información podría ser aprovechada por compañías de seguros o empleadores para tomar acciones en contra de las personas.

Google, por su parte, explicó que construyó una plataforma lo suficientemente robusta como para mantener protegida la información médica de las personas.

"El servicio no tendrá avisos ni será patrocinado por ninguna empresa, lo que asegura total independencia. Además, la información que se comparte con los médicos, las clínicas o farmacias siempre va a ser controlada por las personas", dijo Marissa Mayer, vicepresidente de producto de Google.

Siga bajando para encontrar más contenido