Hombres, responsables de los partos dolorosos Escritora francesa dice que es una labor permeada por la ‘cultura del miedo’.

Hombres, responsables de los partos dolorosos Escritora francesa dice que es una labor permeada por la ‘cultura del miedo’.

POR:
noviembre 01 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-01

México. El parto es un acto violento, pero no tiene por qué ser doloroso, aseguró la escritora francesa Muriel Bonnet, quien opinó que el dolor es consecuencia de la actual ‘cultura del miedo’ impuesta por el hombre. “El dolor viene del miedo”, aseguró Bonnet. La autora de El nacimiento, un viaje. El parto a través de los pueblos explicó que el miedo produce adrenalina, que pone en tensión a las mujeres, por lo que se endurece el músculo del útero y eso genera el dolor. Acusó a los hombres de imponer el mundo masculino de fuerza sobre el femenino y dijo que esta dominación está causada, a su vez, por el miedo “al poder de la diosa de la creación”. “Es una lucha de poder. Los hombres quitaron a la partera su poder natural de ayudar a sus hermanitas, a sus hijas, a dar a luz y ahora las mujeres tienen que luchar para retomar su derecho natural de apoyar a las otras mujeres para dar a luz”, sostuvo. Cuando el mundo femenino recupere su lugar habrá equilibrio entre hombres y mujeres, aseguró Bonnet, quien durante 25 años recorrió el mundo para observar cómo se da a luz en las distintas culturas. Aclaró, sin embargo, que no se trata de dominar al hombre, sino de que éste ocupe su rol de compañero de la mujer y que la apoye, y que ambos se den la libertad que les corresponde. Bonnet recordó su primer parto, cuando tenía 23 años, como algo envuelto en una nube de temor e ignorancia, durante el cual usó la epidural, los fórceps y el parto común en el hospital, porque no conocía otras opciones. Relató que su segundo alumbramiento fue de mellizos y a “cuatro patas”, lo que rememoró como una experiencia más sencilla, natural y agradable. “En otras culturas el parto no cuesta tanto trabajo, es algo simple”, señaló. Por ello buscó a parteras basadas en la transmisión familiar ancestral de conocimientos en México, la Amazonía, Canadá, Europa, África y la India. “El parto en verdad está ligado al corazón, dar a luz es algo sagrado, como hacer el amor, pero en la sociedad actual nos olvidamos”, explicó. “En un mundo donde la mujer está integrada en su entorno natural, nace el bebé como un orgasmo”, indicó, tras señalar que a través de las mujeres “pasa toda la energía de la vida”. Bonnet es una firme defensora de parir en la casa o en ‘casas de parto’ llevadas por parteras o matronas. “Yo abogo por tomar conciencia primero del poder que tenemos las mujeres, no dejárselo a otras personas, aunque sean médicos”, opinó, al apoyar que sea la madre la que elija cómo parir. Efe

Siga bajando para encontrar más contenido