Hommes, ¿por qué?

Cuando quienes me conocen me preguntan por qué Rudolf Hommes no pierde ocasión para desacreditar al sector azucarero colombiano en sus escritos semanales, me ponen en aprietos.

POR:
agosto 24 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-24

No es un hombre mal informado, analizo yo, está cerca de los centros de poder del Estado y del sector privado. Es un hombre muy bien preparado y estudioso, reconozco yo, tampoco podría justificar sus equivocadas afirmaciones en la mala interpretación de las realidades. Imagino entonces que alguna discordia tuvo, como ministro del presidente Gaviria, con los azucareros; indago y me cuentan que, muy al contrario, Asocaña y la agroindustria azucarera apoyó, a costa incluso de su imagen entre los demás agricultores y gremios agrícolas, la apertura económica que lideró Hommes. Llego entonces, inevitablemente, a la misma respuesta que he dado en otras ocasiones: Hommes debe tener algún interés personal -que desconozco- que lo lleva a descalificar en todas las oportunidades que le es posible al sector azucarero, faltando a la verdad en la mayoría de las ocasiones. Recientemente insistió una vez más en que Asocaña obstaculizó el proceso de negociación del Tratado con Estados Unidos. ¡Nada más lejano a la realidad! El sector azucarero apoyó al Gobierno en esta negociación, como lo ha hecho en otras muchas, desde que ella se anunció. Quienes estuvieron cerca del proceso y todos aquellos que han querido averiguarlo sabemos que los negociadores estadounidenses sólo estuvieron dispuestos a hablar del acuerdo azucarero en la madrugada del 27 de febrero, día que creímos se cerraba la negociación; durante los 24 meses anteriores no se habló del tema; no se conoció la posición de la contraparte, no se discutieron las propuestas colombianas; ¿cómo hubiéramos podido entorpecer el proceso? Pero además, Estados Unidos es uno de los más importantes importadores de azúcar y evidentemente lo será de etanol en los próximos años; hubiera sido muy torpe actuar como Hommes asegura que el sector procedió. También afirmó el ex ministro que el sector azucarero se opone al tratado con Chile, cuando en los últimos años hemos buscado todo lo contrario: que ese país cumpla los compromisos que -en materia de azúcar y preparaciones con azúcar- asumió en el acuerdo bilateral que firmó con Colombia en la década de los 90 y la sentencia del Tribunal de Aladi que, en el año 2004, se pronunció a favor de Colombia por el incumplimiento reiterado del país austral a tales compromisos. No sé, como dije antes, cuál es el móvil que lleva a Hommes a trasmitir a sus lectores información falsa sobre el sector; sé, en cambio, que ella sólo sirve para mal informar a la opinión, objetivo o resultado que poco contribuye a construir país y que resta credibilidad a un líder de opinión por más nombre y títulos que tenga. Directora de Asocaña Bogotá "El sector azucarero apoyó al Gobierno en esta negociación, como lo ha hecho en otras muchas, desde que ella se anunció”.

Siga bajando para encontrar más contenido