Hong Kong: donde las empresas que buscan retornos en Asia quieren estar

Hong Kong: donde las empresas que buscan retornos en Asia quieren estar

POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

Los visitantes están dando mucho de qué hablar últimamente en la bolsa de Hong Kong.

Entre los que quieren vender sus acciones allí hay rusos, mongoles, una aseguradora británica y un proveedor francés de cremas faciales. A ellos los une la esperanza de poder acceder a grandes cantidades de dinero de Asia y de fondos de inversión internacionales que buscan mejores rendimientos que los que ofrecen los mercados más asentados de Estados Unidos y Europa.

Liderada por China ¿que acaba de divulgar un crecimiento de 11,9% para el primer trimestre¿, Asia es hoy en día la región más atractiva en el mapa del crecimiento global. Y para los inversionistas en busca de retornos en Asia, Hong Kong ¿el principal mercado bursátil a través del cual los inversionistas extranjeros negocian acciones de las principales compañías chinas que cotizan en bolsa¿, es un lugar natural para encontrarlos.

La empresa extranjera más reciente en querer participar del crecimiento asiático es L'Occitane en Provence, un minorista francés de productos de cuidado facial y personal. La empresa espera recaudar varios cientos de millones de dólares en una oferta de acciones para financiar su expansión en Asia, región que representa más de la mitad de sus ganancias, según una persona cercana a L'Occitane.

Una mayor liquidez en Hong Kong se traduce en mayores valuaciones de las que la compañía podría obtener en la sede parisina de NYSE Euronext.

Por su parte, se espera que las acciones de Prudential PLC ¿la aseguradora británica que acordó pagar US$35.500 millones por el principal negocio de seguros en Asia de la estadounidense American International Group Inc. y cuyos títulos cotizan en Londres¿ comiencen a negociarse en Hong Kong en unas semanas.

Oleg Lukhton, director gerente del banco de inversión ruso Uralsib Capital, dijo que muchas compañías rusas consideran que la mejor forma de vincularse con China es colocando sus acciones en Hong Kong. "Muchas corporaciones consideran que el mundo se está volviendo más 'Asia-céntrico'", dijo.

Al cotizar en Hong Kong, las compañías rusas y de otros países esperan llamar la atención de fondos que, por ejemplo, deben invertir en Asia o particularmente en China y que no considerarían apostar a una acción en Moscú o Londres. Algunos sugieren que las empresas tienen más libertad para operar en Hong Kong que en mercados con una regulación más estricta, pero banqueros que operan en Rusia discrepan: las compañías rusas cotizan desde hace mucho tiempo en Londres y usualmente les parece una opción más sencilla que enfrentarse a las leyes menos conocidas de Hong Kong.

UC Rusal, un gigante del aluminio controlado por el oligarca ruso Oleg Deripaska, listó sus acciones en Hong Kong en enero, la primera compañía rusa en hacerlo. La decisión fue polémica, en parte debido a la cuantiosa deuda de Rusal y a una importante demanda presentada contra Deripaska en un tribunal de Londres, además de la decisión de las autoridades reguladoras de Hong Kong de desalentar a los inversionistas individuales a que participaran en la oferta. Estos factores han afectado la liquidez de las acciones de Rusal. En las semanas posteriores, los títulos cayeron hasta 30% frente a su precio inicial de 10,80 dólares hongkoneses (US$1,39), aunque desde entonces se han recuperado hasta 9,2% por debajo del precio inicial.

Para Rusal, sin embargo, lo más importante fue haber recaudado US$2.550 millones, más de lo que los bancos creían que podían obtener en Nueva York o Londres, donde muchas firmas rusas optaron por cotizar en el pasado. "En términos de valuación, Hong Kong es sorprendente", dijo una persona involucrada en el acuerdo.

Para las compañías estatales rusas como la petrolera OAO Rosneft, el potencial de cotizar en Hong Kong es más atractivo.

Rosneft, que se negocia en Moscú y Londres, estudia ofrecer sus acciones en Hong Kong dentro de dos o tres años, confirmó un ejecutivo de la empresa.

Hace unos días, altos funcionarios del gobierno de Mongolia visitaron Hong Kong y expresaron su interés en el mercado bursátil local. Mongolia, un país de menos de tres millones de habitantes, está atrayendo la atención del mundo de las materias primas gracias a la creciente demanda de sus abundantes depósitos de minerales y de energía. El país asiático quiere colocar en una bolsa extranjera las empresas ligadas a esos activos, junto con la infraestructura que se está construyendo para poder extraer y transportar los commodities.

¿Jacob Pedersen, William Mauldin y Nisha Gopalan contribuyeron a este artículo

Siga bajando para encontrar más contenido