Huelga en Chile impacta precio mundial del cobre

La principal empresa minera del mundo ha tenido un muy buen año, algo que han advertido sus trabajadores en Chile.

POR:
agosto 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-29

Unos 2.000 trabajadores de la mina Escondida están en huelga desde principios de agosto pidiendo una tajada mayor de lo que un trabajador llamó ‘la torta’ que gana la empresa, con utilidades récord por los altos precios del cobre. La huelga ha afectado los mercados del metal, desatando frecuentes olas de compra o venta. Escondida representa el 8 por ciento de la producción mundial, y la huelga ha reducido su producción en más de la mitad, provocando temores de escasez en un mercado ya estrecho. La huelga se sigue muy de cerca en Chile, el principal exportador mundial de cobre, donde el Gobierno enfrenta presiones para aumentar el gasto fiscal en vista de los altos ingresos por el metal. Los sindicatos esperan ver qué lograrán los trabajadores de Escondida. Los ejecutivos de BHP Billiton y de otras mineras son cautelosos antes de aceptar contratos que eleven mucho los costos laborales en momentos de alza de los precios. Es evidente que estos son días de Bonanza para BHP Billiton. La empresa, con sede en Melbourne, reportó ganancias de 10.450 millones de dólares hasta junio, que constituyen un récord para corporaciones australianas. Cuando Escondida negoció el último contrato con sus trabajadores hace tres años, el cobre se cotizaba a unos 80 centavos de dólar la libra. Desde entonces, la demanda de economías que crecen aceleradamente, como China e India, han llevado el precio hasta 3,50 dólares la libra. En mayo, el precio llegó al récord de 4,08 dólares, impulsado por la elevada demanda, suministros limitados y la recuperación de los mercados de materias primas. Esta vez los trabajadores piden su parte en la bonanza. Un millar de trabajadores acampan en tiendas en Antofagasta desde el inicio de la huelga el 7 de agosto en la mina en la cordillera de Los Andes a 3.200 metros de altura. Oscar Moreno, de 44 años, ha trabajado 17 en la mina como conductor de los gigantescos camiones usados en las faenas. Vive con su esposa y dos de sus tres hijos en Antofagasta, a 200 kilómetros de la mina, en una casa pagada en parte con un préstamo de la empresa. Moreno dijo que él y otros compañeros trabajan turnos de 12 horas, permaneciendo cuatro días seguidos en la mina, otros cuatro en casa. “Yo siento que mi situación es mejor que el promedio general de los trabajadores en Chile... No puedo quejarme y de hecho no me quejo por mi situación”, dijo Moreno en una entrevista telefónica. “Mi queja es por la plata que la empresa gana. Estamos pidiendo apenas el uno por ciento de la torta que ellos ganan”. El salario, dijo “alcanza para vivir y guardar un poco”. BHP Billiton anunció un aumento del 63 por ciento en los ingresos anuales. AP LA PUJA POR EL AUMENTO SALARIAL En su última oferta, BHP elevó del 3 al 4 por ciento su propuesta de aumento salarial, más bonos. Los trabajadores piden un 8 por ciento, tras una demanda inicial del 13 por ciento. La mina no está precisamente ‘escondida’ ahora a los ojos de los mercados del cobre en Nueva York y Londres. Cualquier noticia o especulación puede desatar una ola de ventas o compras en el mercado. En los próximos meses habrá negociaciones de contratos laborales en varias minas, especialmente en Chile país que representaba el año pasado el 36 por ciento de la producción mundial del metal, lejos de E.U. que tiene el 8 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido