Hyundai anunció una fuerte alza en las ventas de febrero gracias a la crisis de Toyota

La automotriz surcoreana aumentó sus ventas de febrero gracias a la crisis de calidad en la que está hundida su rival Toyota, que lanzó agresivos incentivos para recuperar a los clientes.

Finanzas
POR:
marzo 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-02

Los retiros de Toyota, que suman cerca de 8,5 millones de unidades en todo el mundo por causa de fallas en los frenos y por aceleración súbita, han perjudicado su reputación de calidad y pusieron en evidencia los problemas de seguridad en los vehículos.

En el último de una serie de problemas en la industria, General Motors Co anunció que retiraría voluntariamente 1,3 millones de autos en Norte América para reparar un problema en la dirección asistida relacionada a 14 accidentes y un herido.

Toyota lidia con un declive en sus ventas en Estados Unidos tras retirar más de 6 millones de autos sólo en ese mercado. Se espera que la información de ventas de vehículos de febrero en Estados Unidos, que se conocerá más tarde el martes, muestre una caída en la participación de mercado de Toyota a su menor nivel en más de cinco años, según la firma de seguimiento de  la industria Edmunds.com.

Hyundai, que disfruta de un aumento en su popularidad por sus modelos baratos y de uso eficiente del combustible, informó que sus ventas de febrero subieron un 23 por ciento con respecto a las del mismo mes del año anterior a 250.995 unidades, su octavo mes consecutivo de alzas de dos dígitos.

Bajo el presidente ejecutivo Chung Mong-koo, Hyundai ha buscado capitalizar el golpe a la reputación de Toyota, ofreciendo incentivos para que los consumidores estadounidenses se cambien a sus modelos, como el Sonata y el Elantra.

"El impacto de los retiros de Toyota empezó a surgir desde enero, con un alza en la participación de mercado de Hyundai Motors. Parece que será aun más claro en febrero", dijo Suh Sung-moon, analista de Korea Investment & Securities en Seúl.

General Motors revisará 1,3 millones de vehículos

Los modelos afectados son Chevrolet Cobalt 2005-2010, Pontiac G5 2007-2010, Pontiac Pursuit 2005-2006 y Pontiac G4 2005-2006. Este último vehículo se vende en México, mientras que el Pursuit se vende en Canadá.

El defecto afecta los motores de la dirección asistida de los vehículos que tienen una elevada propensión al mal funcionamiento. Así mismo, la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA por sus siglas en inglés) tiene registrados 14 accidentes, que causaron lesiones en una persona, por fallos en la dirección asistida.

GM dijo a través de un comunicado que el defecto "tiende a ocurrir en viejos modelos en los que se ha terminado la garantía. Llamar a revisión estos vehículos es lo apropiado para tranquilizar nuestros clientes".

También este martes, el periódico The New York Times dijo que un informe gubernamental señala que los Toyota Camry producidos antes de 2007 en Estados Unidos, y que no han sido llamados a revisión, tienen un número similar de problemas de control de velocidad que los modelos llamados a revisión.