ICA pondrá en cintura a productores de leche para entregarles certificación de Buenas Prácticas Ganaderas

¿La razón? La obligatoriedad de cumplir, al pie de la letra y como un estricto protocolo, un total de 127 criterios, divididos en 13 grupos que fueron dados a conocer ayer por la entidad.

POR:
noviembre 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-07

Pese a lo complicado del proceso, el ICA destacó que durante lo corrido del año ha dictado más de 200 capacitaciones, en las llamadas 'Escuelas de Campo' en todo el país, para concientizar a los ganaderos sobre la importancia de esta labor.

En estas jornadas, más de 6.500 ganaderos han conocido las normas que reglamentan la producción lechera, que buscan mejorar las condiciones sanitarias y de inocuidad de este producto, así como su competitividad en los mercados nacionales e internacionales.

Vale la pena recordar que de llegar a cumplirse a cabalidad todos los criterios establecidos, esto no garantizará que los productores de leche del país vayan a recibir un sobreprecio por el producto.

"El objetivo de las BPG, enmarcadas en el sistema de inspección, vigilancia y control de la cadena láctea, es lograr una oferta permanente de leche que cumpla con los requisitos de calidad y no represente ningún riesgo para la salud humana.

"Para ello, además debe cumplirse con la legislación sanitaria del ICA, aplicable a los predios y animales que producen leche para el consumo humano y que busca mejorar las condiciones sanitarias y de inocuidad", dijo Andrés Fernández, gerente del ICA.

En la primera fase de puesta en marcha del sistema de inspección, evaluación y certificación de las BPG, el ICA entregó la certificación a cinco productores del Quindío.

Estos son pioneros en el país por el cumplimiento en materia de sanidad e inocuidad en la producción lechera.

Según las cuentas de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) se estima que el país cuenta con 400.000 ganaderos, que cuentan con un hato de 23 millones de cabezas y que producirán, este año unos 6.200 millones de litros de leche.

De este total, más del 50 por ciento lo compran las pasterizadoras mientras que el resto se destina a la producción artesanal de derivados de la leche (quesos, kumis y yogures) y otra cantidad -no estimada- se comercializa como leche cruda, por medio de los vendedores al detal o 'cruderos'.

Entre los criterios de cumplimiento en sanidad animal y bioseguridad, los hatos a deben contar con las certificaciones que los acredite como libre de brucelosis y tuberculosis y que se encuentren dentro de un programa de prevención y control de mastitis, que su área este delimitada, que se cumplan con las condiciones para el ingreso y salida de animales, personas y vehículos al predio.

También, identificación de los animales, plan sanitario elaborado por un médico veterinario y la asistencia técnica.

En el cuarto tanque de enfriamiento, los pisos deben tener superficie fácil de limpiar y desinfectar, acceso restringido de personas, documentación y aplicación del protocolo de limpieza y desinfección y la temperatura debe registrarse dos veces al día y estar entre 2 y 6 grados centígrados.

Más información en www.ica.gov.co 

Siga bajando para encontrar más contenido