Impacto de la devaluación de Venezuela en la economía colombiana será mínimo, dicen analistas

Esto, producto del reducido volumen de comercio que actualmente existe con el vecino país y porque el ajuste fue pequeño para la mayoría de los productos.

POR:
enero 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-08

Germán Verdugo, jefe de investigaciones económicas de la comisionista de bolsa Correval, explica que las pocas exportaciones que se están haciendo a ese mercado se están transando al precio del dólar permuta o negro, cuyos niveles están alrededor de 5 bolívares.

Es decir, que el incremento del tipo de cambio a 2,60 bolívares no iguala el precio al cual se están vendiendo los pocos bienes básicos que están entrando de Colombia a Venezuela.

Otros expertos sostienen que esa decisión se veía venir y obedece a una corrección necesaria para la economía venezolana, que enfrenta una inflación alta.

Así mismo, las compras de productos colombianos a ese país han disminuido considerablemente. Incluso ese país ha dejado de expedir certificados de origen lo que impide el ingreso a Colombia de productos de manera legal.

Otro efecto más inmediato para Colombia podría reflejarse en un incremento del riesgo de contrabando, pues para los venezolanos será favorable colocar más productos en el exterior, ya que reciben más bolívares por cada dólar que exportan.

Distorsión al comercio

Para Verdugo, con las tasas de cambio diferenciales muy seguramente la corrupción se va incrementar, porque de forma paralela existirá arbitraje de precios y algún funcionario de la administración venezolana tendrá el poder de decidir cuáles productos entran a una tasa y cuáles a la del dólar negro.

"En la medida en que se generan esas distorsiones, para los empresarios es menos estimulante tener negocios con Venezuela, no sólo para los de Colombia que tienen el mercado cerrado, sino para los de otros países que tienen abierto el comercio", aseguró. En otras palabras, las empresas no querrán estar en ese mercado, porque no sabe a que tasa de cambio se tendrán que atener.

El gerente de Investigaciones Económicas de Corredores Asociados, Julián Cárdenas, señala que la decisión tomada por el mandatario venezolano no causó mayor sorpresa, teniendo en cuenta la situación del vecino país.

"Venezuela es una bomba de tiempo, con una economía débil y una inflación muy alta, pero que además tiene grandes dificultades para importar", dijo, al considerar que la devaluación crea una especie de ilusión de recibir más bolívares fuertes por cada dólar exportado y que sus compras al exterior cuesten menos. Por otra parte, Cárdenas señala que esta situación puede generar algo de escepticismo en los agentes del mercado con respecto a la región, ante la expectativa sobre el impacto que cualquier decisión de Venezuela tenga en los países vecinos como Colombia.

Comercio en picada

A octubre pasado, las importaciones colombianas registraron una disminución del 54,6 por ciento, al ubicarse en 486 millones de dólares, en tanto que la balanza comercial binacional fue favorable a Colombia en 3.255 millones de dólares, a pesar de la caída de las ventas nacionales al país vecino.

Según el Dane, entre enero y octubre del 2009 las exportaciones de Colombia a Venezuela registraron una caída del 22,2 por ciento, al pasar de 4.758 millones de dólares a 3.709 millones de dólares.

Los mayores descensos en  las ventas de productos colombianos  a Venezuela se registran en los sectores de las prendas de vestir, que cayeron 73 por ciento, así como en el de los vehículos y sus partes, debido al cierre de las importaciones, al pasar de 252 millones de dólares en los 10 primeros meses del 2008, a 90,4 millones de dólares en el mismo periodo del 2009.

Siga bajando para encontrar más contenido