El impacto del precio de los combustibles sobre la inflación

El pasado 21 de abril, el Gobierno decretó una reducción de 400 pesos en el precio de los combustibles -gasolina y diésel- a partir del pasado 30 de abril. Según el comunicado del Ministerio de Minas y Energía los precios por galón de gasolina corriente y acpm, vigentes a partir del jueves de la semana pasada, son 7,073.50 y 5,849.21 pesos respectivamente.

POR:
mayo 07 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-07

Esta decisión se toma después de nueve meses durante los cuales se ha dado una caída importante en el precio internacional del petróleo. A pesar de las presiones de la opinión pública el Gobierno se había resistido a hacer reducciones en el precio de los combustibles argumentando, en primer lugar, que la caída en el precio internacional del petróleo se vería compensada por el aumento en la tasa de cambio. Adicionalmente, el desmonte gradual del subsidio a la gasolina impedía hacer reducciones en el precio debido a que la porción del galón pagada por el Gobierno sería trasladada al consumidor final. Estos factores dieron origen al Fondo de Estabilización de Combustibles, cuyo propósito es ahorrar recursos para evitar que aumentos en el precio internacional del petróleo se vean reflejados en un aumento inesperado en el precio interno de los combustibles. Así, una fracción del precio de los combustibles cobrado al consumidor final es traslado a este fondo. Según el comunicado de la Presidencia, entre enero y marzo, este fondo ha acumulado 426.000 millones de pesos ahorrados por los consumidores. Ahora, el consumo de combustibles es uno de los principales componentes de gasto básico de bienes y servicios que componen la canasta de índice de precios al consumidor (IPC). Este gasto es el sexto de mayor importancia en el cálculo de la inflación con una participación de 2,91 por ciento en el IPC total. Teniendo en cuenta esto, las reducciones en el valor del galón de gasolina y diésel deben tener un impacto sobre el nivel general de precios. Corficolombiana considera que si bien la decisión del Gobierno representa un ahorro para los consumidores, en términos generales la medida tiene un impacto mínimo sobre la inflación total. La inflación de combustibles, según los datos del Dane, ha presentado una disminución desde octubre del año pasado, mes en el cual llegó a un nivel de 16,68 por ciento anual, el más alto del 2008. En marzo, la inflación de combustibles fue 7,59 por ciento y en abril el aumento anual fue 6,31 por ciento. Esta desaceleración en la inflación de combustibles se debe a menores aumentos absolutos, en términos anuales, en el precio de la gasolina. Desde octubre hasta diciembre el comportamiento en el precio de la gasolina se dio gracias a la caída en el precio internacional de petróleo. Para finales del 2008 el barril de petróleo WTI presentó una caída en promedio 68,9 por ciento respecto al precio de julio del mismo año. Entre enero y abril del 2009 la desaceleración en esta inflación es consecuencia de la decisión del Gobierno de no aumentar el precio de la gasolina y el acpm durante el primer semestre del año. Según cálculos de Corficolombiana, la inflación de combustibles está explicada en un 92,91 por ciento por el aumento en el precio de la gasolina corriente y en un 4,86 por ciento por aumentos en el precio del acpm. Teniendo en cuenta que el precio de los combustibles decretado por el Gobierno para mayo es de 7,073.50 pesos galón de gasolina corriente y 5,849.21 pesos galón de acpm, se espera que la inflación mensual de combustibles durante mayo sea -2,55 por ciento y la inflación anual para el mismo gasto básico disminuya a 2,37 por ciento. El efecto sobre el nivel general de precios es diferente. Si bien el gasto básico en combustibles representa el 2,91 por ciento del IPC el impacto de la medida del Gobierno tendrá un contribución de -0,074 por ciento sobre la inflación total mensual en mayo y una contribución de 0,069 por ciento sobre la inflación anual. En el caso en que el Gobierno no hubiese hecho la reducción en el precio de la gasolina, la inflación de combustibles habría tenido una contribución de -0,008 por ciento sobre la inflación mensual total y 0,14 por ciento sobre la anual. Por lo tanto, Corficolombiana considera que la medida puede no tener un impacto significativo sobre el nivel general de precios de la economía.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido