‘Vamos a imponer orden y disciplina en Eldorado’: Opaín

Este viernes, a las 4:45 de la mañana, cuando la luna seguía de guardia, la nueva terminal internacional del aeropuerto Eldorado recibió su primer vuelo.

POR:
octubre 20 de 2012 - 01:33 a.m.
2012-10-20

“Venimos de Houston, Texas, (Estados Unidos) y cuando aterrizamos por un momento pensé que me había equivocado de vuelo o había llegado a otro aeropuerto”, dijo sorprendido el ciudadano extranjero Fabricio Canteros, al descender del avión de United Airlines y descubrir que era uno de los primeros en estrenar.

Media hora después salió un vuelo de Copa, con destino a Ciudad de Panamá, dándole el banderazo a las operaciones internacionales que representaron el 30 por ciento de las  876 programadas por la Aeronáutica Civil, entre aterrizajes y despegues.

A las 6:00 de la mañana, más de un centenar de pasajeros había recorrido parte de los 104.000 metros cuadrados que componen la nueva infraestructura. Varios decidieron conocerlo sin afanes como el finlandés Aki Siltamies, que visita Colombia cada dos meses. “Vine en agosto cuando estaba en construcción y me sorprendió ya ver el aeropuerto terminado”, dijo el empresario de la firma de telefonía celular Azetti Network.

La obra asombró también al español Diego Luna, ejecutivo de la marca de carros Audi. “No vengo desde hace cuatro años a Colombia y me he quedado pasmado. Quedó muy moderno y elegante”, afirmó. Para el abogado belga Frederick  Mathis, la nueva terminal de Eldorado se parece a la de Barajas en Madrid (España). El pastor mexicano Jorge Paredes la comparó con el John F. Kennedy de Nueva York, en Estados Unidos. Otros viajeros le vieron similitud con los aeropuertos de Lima, Santiago de Chile y Miami.

COSAS POR MEJORAR

Los cuellos de botella durante el primer día se dieron en el parqueo de aeronaves, el recibo de maletas y en las conexiones con vuelos domésticos. Algunos pasajeros le contaron a EL TIEMPO que descendieron del avión en la vieja terminal y fueron trasladados en bus a la nueva, y en ese proceso tardaron 30 minutos. El ingeniero mecánico Sergio Mejía que llegó de Caracas (Venezuela) tardó 40 minutos esperando su equipaje. Un tiempo similar debió aguardar el consultor ecuatoriano Ricardo Martin, quien sugirió “sillas en la zona de equipajes, más señalización para las saber dónde queda cada aerolínea y teléfonos públicos”. 

La mexicana Amparo Londoño extrañó de la vieja terminal aérea con “la decoración precolombina” con la que se encontraba al llegar a Bogotá. Hugo Canales añoró a los lustradores de calzado y a los plastificadores de maletas. Ayer, los almancenes terminaban el trasteo, llenando sus estanterías, las casas de cambio no operaron hasta la tarde y Crepes & Wafles abrió sus puestas al mediodía. 
Hubo casos de personas como Luis Nieto que tenía vuelo a Cali y llegó desconcertado porque pensó que el muelle nacional también estaba listo para usar. 
Las mejores evaluaciones las recibieron los procesos de migración, los filtros de seguridad y aduana, y en general, la infraestructura. Según Juan Pulido, gerente del Opaín, concesionario encargado de las obras de modernización de la terminal, el mayor reto ahora es imponer orden y disciplina.

“Queremos evitar que se repitan los viejos vicios de la otra terminal como la gente tirando basura al piso o parqueando el carro atravesado en la calle, las ventas ambulantes y el ruido en todo lugar. Le estamos apostando a que los sistemas funcionen y las personas salgan con sus maletas y se sientan seguras”, señala. El tiquete de taxi se tomará antes de salir del aeropuerto para evitar congestiones e inseguridad. 
El director de la Aerocivil, Santiago Castro, supervisó las instalaciones y aseguró es una infraestructura que mezcla la funcionalidad, la eficiencia y la seguridad. 
"Hay  400 cámaras vigilando cada centímetro cuadrado del terminal aéreo, contamos con un sistema de equipaje de 55 millones de dólares que está escaneando con rapidez los equipajes para evitar congestiones. Queremos que el viajero llegue a Eldorado y no se estrese por nada".

DATOS DE INTERÉS

En la terminal internacional tienen presencia Oma, Alpina, Presto, Kokoriko, Burger King y Alfredo. 

CAMBIÓ ZONA DE TAXIS Y TRANSPORTE

Si usted tiene un vuelo nacional en los próximos días recuerde que ya no hay acceso vehicular a la vieja terminal aérea. 
Los taxis, el alimentador de TransMilenio y el bus de Opaín (para ir al Puente Aéreo) se deben tomar en el nuevo muelle internacional, salida  6 y 7. Para conectar las dos estructuras, Opaín habilitó un corredor que va desde la esquina norte del antiguo edificio a la entrada occidental del nuevo terminal. 

 

Christian Pardo Quinn

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido