Las importaciones de abril seguirán marcando un descenso

Los analistas consideran que las compras en el exterior caerán en el cuarto mes debido a la reducción en las compras de combustibles. Hay divergencias sobre los beneficios del nivel actual de la tasa de cambio. Sobre las 4 p.m., el Dane dará a conocer estas cifras.

Los analistas sugieren que en abril se seguirá manteniendo la moderación en la caída de las importaciones.

Archivo particular

Los analistas sugieren que en abril se seguirá manteniendo la moderación en la caída de las importaciones.

Finanzas
POR:
junio 23 de 2015 - 04:23 p.m.
2015-06-23

El Dane reportó que las importaciones en marzo cayeron 5,5 por ciento y registraron un valor de 4.614 millones de dólares frente a 4.911,9 millones en el mismo período de 2014. Así mismo, las cuentas de la balanza comercial mostraron un déficit de 1.014,8 millones de dólares.

Para ese mes, las compras externas de combustibles se redujeron 20,5 por ciento, mientras que el grupo de agropecuarios aumentó 4,3 por ciento en términos anuales. (Lea también: ¿Cómo está el comercio en las Américas?)

Los analistas sugieren que en abril se seguirá manteniendo la moderación en la caída de las importaciones. En parte, dicha desaceleración responderá, principalmente, a la menor compra de derivados de las industrias extractivas.

Hoy, el Dane revelará el dato de importaciones de abril. Así están las apuestas de varios analistas económicos

SE ESPERA UNA NUEVA CAÍDA

Alexander Riveros, analista de Investigaciones Económicas de Bancolombia, sugiere que –de acuerdo a los boletines de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian)– la tendencia de decrecimiento de las importaciones se pudo haber prolongado en el cuarto mes del año.

Las cifras de la Dian indican que hubo un descenso interanual de 20,3 por ciento en el valor de las importaciones.

El grupo de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá pronosticó que las compras en el exterior se reducirían hasta 14 por ciento con respecto a abril de 2014, ubicándose sobre 4.695 millones de dólares. Así mismo, con respecto a marzo de 2015 la caída sería de 1,2 por ciento.

Este retroceso responde a la contracción en las compras de combustibles por la reducción en el precio del barril de crudo. No obstante, los economistas del Banco de Bogotá esperan que los bienes de capital y de consumo registren variaciones positivas.

La firma Credicorp Capital indicó que las importaciones seguirán presentando un leve deterioro en el mes de abril, producto de una tasa de cambio menos favorable, que también es consistente con la observada desaceleración en el consumo privado y con el deterioro de la confianza del consumidor.

Al analizar el comercio en términos de volumen de contenedores, las importaciones, según Juan Camilo Vásquez, gerente de ventas de Maersk Line en Colombia, crecieron uno por ciento en abril frente al mismo mes del año anterior.

En términos mensuales, Maersk Line Colombia reporta una tendencia negativa a pesar de la recuperación en marzo de este año: “En 2015 las importaciones en contenedores cayeron 2 por ciento entre marzo y abril, crecieron 13 por ciento entre febrero y marzo y se redujeron cuatro por ciento entre enero y febrero”, agregó Vásquez.

Adicionalmente, la empresa de transporte marítimo Maersk Line mostro que los bienes que decrecieron en abril fueron: materiales de construcción (-27 %), mercancía general de tiendas departamentales (-21 %), textiles (-17 %) y papel (-14 %).

Por el contrario, los sectores que mostraron un aumento fueron: químicos (9 %), autos (8 %), plásticos (6 %) y maquinaria (1 %).

Así mismo, Camilo Durán, analista económico de Credicorp Capital, expresó que: “Al igual que el mes pasado, esperamos que las compras externas de materias primas, productos intermedios y bienes de capital, enfatizando en los materiales de construcción, presenten una caída relevante, impulsando así la caída agregada de las importaciones. En adición, esperamos ver una menor dinámica de las compras de los bienes de consumo debido al actual precio del dólar”.

¿TASA DE CAMBIO INCÓMODA?

El panorama actual del dólar no beneficia las importaciones de bienes de capital (inversión) ni de las materias primas. Sin embargo, teniendo en cuenta que el nivel actual incentiva las exportaciones, y que el peso colombiano estuvo fortalecido durante un periodo de tiempo considerable, Credicorp Capital no considera que una tasa de cambio en 2.550 pesos genere un impacto neto negativo sobre la economía.

En el Pipe 2.0 se estableció la reducción de aranceles de importación de materias primas. Dicha política permitirá aprovechar en mayor medida un tipo de cambio depreciado, lo que según Camilo Durán es un factor positivo. 

De forma contraria, Juan Camilo Vásquez opina que para los importadores resulta difícil el nivel actual del dólar porque sus costos de producción son mayores: “En principio los exportadores colombianos se deben beneficiar, pero cuando tienen que realizar importaciones de materias primas para manufacturar sus productos, los beneficios se reducen”.

“Es complicado para el Gobierno tomar control de la tasa de cambio, pues estaba muy afectada por la caída de los precios internacionales del petróleo, los cuales no están bajo su poder. No obstante, el gobierno sí podría tomar más acciones que permitan a los exportadores colombianos aprovechar la coyuntura económica”, agregó Vásquez.

BALANZA COMERCIAL

El economista de Bancolombia, Alexander Riveros, indicó que es de esperar que, incluso con un descenso de las importaciones el balance del país con el resto del mundo, haya seguido ampliándose en abril.

En efecto, Bancolombia espera que el déficit comercial del país para 2015 ascienda a US$12.845 millones.

Teniendo en cuenta que las ventas externas del sector petrolero pesan casi la mitad de las exportaciones del país, la balanza comercial va a continuar restando de manera importante al crecimiento de la economía, como ha venido sucediendo en los últimos trimestres.

Camilo Durán expresó que la continuación de la desaceleración del consumo (menores importaciones) y la esperada reacción de las exportaciones ante una tasa de cambio más favorable, mejorarán la balanza comercial en el segundo semestre del año.

En caso de presentarse un deterioro en la balanza comercial como lo espera Ángela González, analista económica del Banco de Bogotá, de 1.400 millones (frente a 1.200 millones en marzo), se corroboraría que el desempeño del sector externo es uno de los puntos de mayor debilidad en la economía colombiana este año.