Con importaciones directas a eventual ola especulativa responderá Gobierno venezolano

Serán importaciones directas de autos y hasta útiles escolares ante posibles especulaciones en precios tras devaluación vigente desde el lunes, dijo este martes el ministro de Comercio, Eduardo Samán.

POR:
enero 12 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-12

El lunes entró en vigor un nuevo sistema de cambio dual controlado con tasas de 2,6 y 4,3 bolívares por dólar, lo que significó una devaluación de 20,9 y 100 por ciento respecto al cambio único anterior de 2,15 bolívares por divisa.    

La tasa de 2,6 se aplicará a la importación de bienes y servicios básicos como alimentos, salud, educación, maquinarias, entre otros, y la de 4,3 a todos los demás sectores, considerados como no primordiales, entre ellos automotriz, caucho, comercio, químicos, informática, turismo, etc.    

El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, "fácilmente tiene la capacidad de tomar entre un 10 y 20 por ciento del mercado de útiles escolares" y de "comercializar 60.000 carros" anuales importados, dijo Samán.    

"Estamos haciendo acuerdos con los rusos, los chinos y los argentinos para traer carros. Traeremos los carros con la tasa 2,60 (...) estos vehículos estarán muy por debajo de los precios del mercado especulativo", afirmó.    

Según el ministro, el Ejecutivo distribuirá los productos a través de la nueva Corporación de Mercados Socialistas (Comerso), lanzada en diciembre pasado con la apertura de una tradicional arepera y un concesionario de autos.    

"Que no crean que otra vez nos van a chantajear con su dólar especulativo", manifestó Samán, según la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).    

Una parte "mínima" de las importaciones venezolanas, según el Gobierno, se realizan con el llamado dólar permuta o paralelo, que llegó a triplicar a la tasa única de cambio vigente hasta el domingo pasado y cuyo valor viene dado por la cotización de papeles de deuda y otros instrumentos financieros nominados en divisas.    

Sectores comerciales han dicho que debieron acudir al mercado cambiario paralelo o permuta debido al retraso y reducción de la aprobación oficial de divisas, que se agudizó en 2009 con la caída a la mitad de los ingresos nacionales procedentes del petróleo.    

El organismo de protección al consumidor Indepabis clausuró la tarde de este lunes temporalmente 70 comercios en Venezuela por "incurrir en remarcaje de precios y especulación", de acuerdo con la información oficial.    

Entre los afectados por la medida de cierre, de 24 horas, están las sucursales en Caracas y en el estado occidental de Zulia del supermercado Éxito, de capitales franceses y colombianos.    

Analistas locales han señalado que inevitablemente la depreciación monetaria obligará a una subida de los precios, que podrían impulsar la inflación hasta alrededor del 50 por ciento este año.    

La inflación cerró en 2009 con tasa de 25,1 por ciento, inferior a los 30,9 por ciento de 2008.    

Por su parte, el Gobierno sostiene que el nuevo sistema cambiario no debe afectar de forma importante los precios e insiste en que la medida busca impulsar la producción interna y las exportaciones, a fin de acabar con la alta dependencia venezolana de las importaciones.    

El Gobierno tiene planes de intervenir en el mercado cambiario paralelo, probablemente mediante la emisión de papeles deuda, con el objetivo de evitar la especulación con el dólar permuta.    

El ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, ha dicho se estudian "medidas", que no precisó, para "reducir al mínimo" la tasa del dólar permuta, la cual, aseveró, cubre una porción mínima de las importaciones, pero "de una manera obscena y grosera" ha sido tomado como "marcador" del resto de la economía.  

Siga bajando para encontrar más contenido