Importaciones de junio seguirán sin ‘levantar cabeza’

Materias primas y bienes de capital liderarán la caída de las compras en el extranjero. Sin embargo, se espera que en el segundo semestre las adquisiciones de los almacenes de cadena aumenten para satisfacer la demanda del último trimestre del año. A las 4 p.m. de hoy, el Dane revelará el dato.

En general, los expertos de la firma Credicorp Capital no descartan ver en junio la mayor caída de las importaciones en lo corri

Archivo

En general, los expertos de la firma Credicorp Capital no descartan ver en junio la mayor caída de las importaciones en lo corri

Finanzas
POR:
agosto 21 de 2015 - 01:10 p.m.
2015-08-21

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reportó que en el quinto mes del año el valor de las importaciones llegó a 4.439,6 millones de dólares, lo que representó una caída de 18,1 %.

Para ese periódo, la variación negativa obedeció principalmente a la caída en el grupo de combustibles y productos de las industrias extractivas (33,0 %), manufacturas (17,6 %) y agropecuarios, alimentos y bebidas (7,5 %).

Algunos analistas estiman que las importaciones de junio registrarán la mayor variación negativa del primer semestre. Por otro lado, la devaluación sigue siendo la principal preocupación, pues empieza a notarse una reducción en la compra de bienes de capital requeridos para ejecutar inversión.

Portafolio.co consultó a expertos con el objetivo de conocer los pronósticos de una parte del mercado sobre las importaciones de junio.

UN DETERIORO QUE PARECE NO PARAR

Según Juan Camilo Vásquez, gerente de ventas de Maersk Line Colombia, en términos interanuales, durante el mes de junio las importaciones en contenedores cayeron un 9 %.

En términos mes a mes, el flujo de contenedores importados registró una variación negativa de 5 % entre mayo y junio del año presente.

Por su parte, Sebastián Mayor, analista sectorial y cambiario de Corficolombiana, estima que las compras externas del país se seguirán contrayendo como lo observado desde febrero.

Para Camilo Durán, economista de Credicorp Capital, el nivel de importaciones continuará deteriorándose de manera significativa como consecuencia de la depreciación del peso colombiano.

“Resulta importante señalar que hemos observado una desaceleración en el consumo privado y pérdida de confianza de los consumidores, que si bien venía recuperándose, presentó un deterioro bastante significativo en el mes de julio”, explicó Durán.

En general, los expertos de la firma Credicorp Capital no descartan ver en junio la mayor caída de las importaciones en lo corrido del año.

Los pronósticos de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) para todo 2015 proyectan una reducción del orden de 10 % anual en las importaciones totales, con lo cual estas se ubicarían alrededor de 57.500 millones de dólares.

UNOS REPUNTAN, OTROS SIGUEN EN ‘CAÍDA LIBRE’

El sector que ha recibido un fuerte impacto en los últimos meses es el de los bienes de consumo. Puntualmente, Corficolombiana espera menores compras en el extranjero de combustibles y sus derivados.

De forma similar, las proyecciones de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital indican que, similar a lo observado durante los últimos tres meses, se espera que las compras de materias primas y productos intermedios, bienes de capital y materiales de construcción presenten una caída considerable, impulsando la caída agregada de las importaciones.

“Esperamos ver una dinámica negativa de las compras de los bienes de consumo, lo que sería consistente con la ya mencionada desaceleración en el consumo privado”, agregó Durán.

Maersk Line Colombia reveló que, en términos intermensuales (mayo-junio) de volumen de contenedores, los incrementos de importaciones de algunos productos: tabaco (850 %), cereales (86 %), materiales de construcción (29 %), electrodomésticos de línea blanca (24 %), mercancía general de tiendas departamentales (11 %), textiles (6 %) y bebidas (2 %).

“El incremento en las importaciones de materiales de construcción puede tener correlación con buenos índices de construcción en los meses anteriores. Usualmente, este rubro corresponde a materiales de acabados, por lo que este también es un índice del consumo en los hogares a medida que representa demanda para efectos de remodelaciones”, explicó el gerente de Maersk Line Colombia.

En ese mismo sentido, las importaciones de las tiendas por departamento (‘retail’) crecieron un 11 %, lo que permite concluir que el consumo en este rubro aún no se ve afectado por la devaluación. Las importaciones en contenedores de plástico y químicos, ambos sectores clave, se mantuvieron relativamente estables (caída de 1 %).

Las caídas notables se dieron en: fertilizantes (-43 %), aceites (-18 %), cuero (-13 %), metales (-12 %), maquinaria (-10 %), madera (-10 %), vidrio (-7 %), cauchos (-6 %) y autos (-5 %).

“Aunque llama la atención la caída en rubros relacionados fertilizantes y maquinaria, una variación de un mes a otro no es suficiente para prender las alarmas. Esta disminución puede obedecer a excesos de inventarios o estacionalidad de estas industrias”, añadió Juan Camilo Vásquez.

Para finales de 2015, Anif calcula que se presentarán reducciones en las importaciones de materias primas (-19 % anual), bienes de consumo (-7 % anual), y bienes de capital (-1 % anual).

Dichas contracciones serían consecuencia de la probable entrada en operación de Reficar en el último trimestre del año, que reduciría parcialmente la dependencia de las importaciones de combustibles y el efecto estadístico en contra del segundo semestre en las importaciones de vehículos de transporte particular.

Otra de los factores será la mayor devaluación esperada en el segundo semestre de 2015 (27,7 % promedio anual), “que podría postergar la hasta ahora dinámica importación de equipo de transporte con destino a los sistemas de transporte público de las ciudades del país”

¿Y LA DEVALUACIÓN?

Si se tiene en cuenta que una gran parte de la inversión en Colombia proviene de la importación de bienes de capital, sin duda los niveles actuales de la tasa de cambio pueden afectar de manera considerable los sectores que tienen que comprar maquinaria y equipos en el exterior.

“Ante lo anterior, consideramos como positiva la medida de reducción de aranceles para la importación de bienes de capital, establecida en el Pipe 2.0 y ampliada recientemente por el Gobierno, lo que permitiría aprovechar en mayor medida la depreciación del peso, pues incentiva exportaciones sin el alto costo de la inversión a través de importaciones”, explicó el especialista económico de Credicorp Capital.

Para la empresa de transporte marítimo, Maersk Line Colombia, el nivel del dólar presenta dificultades para los importadores colombianos, pues se enfrentan a costos más altos.

Sin embargo, al contar con inventarios, es probable que los importadores estén postergando nuevas compras mientras la volatilidad de la divisa disminuye.

“Vale la pena tener en cuenta que en términos generales, las importaciones incrementan durante el segundo semestre cuando Colombia entra en su temporada pico de importaciones, sobre todo desde Asia. La demanda aumenta porque los sectores de logística ya están pensando en tener en almacén los productos para festividades como Halloween y Navidad”, informó Maersk Line.

En 2015, las importaciones están llegando principalmente (en orden) desde China, Estados Unidos, México, Chile, Brasil, Korea, India y Alemania.

Sebastian Rojas

@jusebroj

Portafolio.co