‘Importaciones en marzo continuarán moderándose’: analistas

La industria manifiesta preocupación por el alza en los precios de los insumos en el exterior. Hoy, el Dane publicará las cifras de compras externas durante marzo. Así están las expectativas, previo a conocer el dato.

‘Importaciones en marzo continuarán moderándose’: analistas

Archivo particular

‘Importaciones en marzo continuarán moderándose’: analistas

Finanzas
POR:
mayo 21 de 2015 - 01:00 p.m.
2015-05-21

Algunos analistas consideran que febrero marcó un cambio en la tendencia de las importaciones del país. A partir del segundo mes del año, las compras de productos extranjeros empezaron a moderarse y parece que las cifras de marzo caminarán sobre esta tendencia.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que en febrero las importaciones presentaron una reducción de 8,3 % frente al mismo mes de 2014.

De igual forma, el déficit en la balanza comercial para dicho mes registró un aumento de 146 % interanual.

Este jueves, el Dane revelará el dato de importaciones de febrero y, por tal motivo, Portafolio.co consultó a varios investigadores económicos alrededor del panorama del sector importador. Así están las ‘apuestas’.

‘LAS IMPORTACIONES SEGUIRÁN MODERÁNDOSE’

Ángela González, analista económica del Banco de Bogotá, señaló que las importaciones podrán registrar un valor de 4.516 millones de dólares en marzo.

Esto significaría que la ligera contracción de las compras al extranjero caerán 7 por ciento con respecto al mismo período de 2015.

El gerente de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, Héctor Tovar, concuerda con González y espera que las importaciones también caigan 7 por ciento, ubicándose alrededor de 4.511,50 millones de dólares.

“Ésta disminución respecto a la registrada el año pasado, responde al encarecimiento de las importaciones como consecuencia del aumento de la tasa de cambio y una recuperación en los precios internacionales de petróleo”, señaló Tovar.

Por su parte, Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital, sugirió que las importaciones en marzo tendrán un comportamiento muy parecido al de febrero. Lo anterior indica que la reducción en términos anuales podrá estar por debajo de 8 por ciento.

SE SIGUE ‘ALIVIANDO’ LA COMPRA DE COMBUSTIBLES

Los tres analistas concuerdan que en marzo se redujeron las compras de combustibles al igual que se verá una desaceleración en el rubro de bienes de consumo.

Sin embargo, Tovar cree que “en otros rubros de los que más contribuirán a la recuperación de las importaciones deberían figurar las manufacturas, así como la industria extractiva”.

Los bienes de capital, también llamados bienes de producción, y los bienes de consumo mantendrán un aumento parecido al presentado en febrero de 2015.

El factor ‘culpable’ de la reducción en el costo de los combustibles importados fue la caída en el precio del petróleo, pues en marzo, la referencia de crudo Brent alcanzo el mínimo del año.

VOLATILIDAD DE TASA DE CAMBIO PREOCUPA AL SECTOR IMPORTADOR

Desde Acciones y Valores creen que la volatilidad seguirá siendo una constante en 2015, y el sesgo alcista es evidente en la tasa de cambio en el país.

Además, la reducción de la renta petrolera, el aplazamiento de la venta de Isagén y una menor dinámica de los flujos de inversión extranjera directa podrían suponer que la tasa de cambio continuará incrementando los costos a los importadores colombianos.

De forma similar, Daniel Velandia señaló que la industria está preocupada porque el nivel actual de la tasa de cambio aumenta significativamente los costos de los insumos importados.

“Resulta contradictorio y paradójico que para la industria los dos escenarios posibles para la tasa de cambio sean perjudiciales. Es decir, cuando el dólar cae perjudica al sector exportador, pero si la moneda estadounidense sube los importadores se sienten perjudicados”, agregó el analista de Credicorp Capital.

Así mismo, González considera que la tasa de cambio en niveles altos no es adecuada porque los costos de producción aumentan para las empresas que dependen de productos importados.

No obstante, la analista del Banco de Bogotá resaltó que los importadores de bienes de consumo han mantenido los precios quietos a pesar de la volatilidad que experimenta el dólar en el mercado de divisas nacional.

“Con la cotización del dólar en niveles que oscilan entre 2.400 y 2.700 pesos los importadores no se deciden a aumentar sus precios. El sector prefiere seguir esperando el ajuste de la tasa de cambio para modificarlos”, indicó Ángela González.

¿INTERVENIR LA TASA DE CAMBIO?

Tovar comentó que resulta complejo y difícil tomar esta decisión, pues “a nivel mundial aquellos países que se esfuerzan en defender sus monedas deben hacer grandes esfuerzos desde la banca central, los cuales generalmente son poco efectivos para contener una tendencia tan marcada en el contexto global”.

En este orden de ideas, el investigador de Acciones y Valores dijo: “Las economías pequeñas como la colombiana tienen poco que hacer a la hora de enfrentar esta volatilidad”.

Velandia, quien aseguró que una tasa de cambio “flexible” permite ajustes “naturales”, coincidió con Tovar y agregó: “No se pueden impedir los vaivenes del dólar porque estos movimientos dependen de factores globales que quedan por fuera de las manos del Banco de la República. Intervenir el mercado cambiario es poco útil”.

A lo anterior se sumó González e indicó que el Gobierno está “feliz con el nivel de la tasa de cambio actual porque le permite mitigar los efectos de la caída de los precios del petróleo”. También agregó que el sector importador deberá adecuarse a la volatilidad de la tasa de cambio y buscar alternativas basadas en la competitividad para afrontar este fenómeno monetario.

‘YA PASÓ EL PEOR MOMENTO DEL DÉFICIT COMERCIAL’

Los cálculos del Banco de Bogotá pronostican que en marzo el déficit comercial del país será de 1.024 millones de dólares.

Por su parte, Tovar sugirió que a mediano plazo la balanza comercial continuará su tendencia reciente, muy débil a lo largo del año con poca actividad económica en el mundo y sin recuperación de los precios de las materias primas.

Velandia comentó a Portafolio.co que las importaciones se reducirán gradualmente a medida que la economía del país siga la trayectoria de desaceleración que está empezando a notarse.

Adicionalmente, los analistas coinciden en que uno de los factores que puede ayudar a reducir el déficit de la balanza comercial es la reapertura de la refinería de Cartagena (Reficar), debido a que se disminuiría la importación de lubricantes y otros productos refinados.

En este último punto, el analista jefe de Credicorp Capital se muestra optimista pues cree que las importaciones de productos refinados caerán 3.000 millones de dólares después de que inicie nuevamente operaciones Reficar.

Sebastian Rojas

@jusebroj