Importaciones, el primer impacto

‘Desinflados’ quedaron los empresarios centroamericanos al conocer, hace unos días, los resultados del comercio exterior con Estados Unidos al cierre del primer semestre del 2006.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-16

Las cifras oficiales señalan que al incluir las exportaciones de todos los centroamericanos más República Dominicana, las exportaciones entre enero y junio sumaron 9.050,2 millones de dólares, frente a 9.038,5 millones del mismo periodo del 2005. Esto implica que el crecimiento fue de apenas el 0,12 por ciento, en un semestre en el que comenzaron los centroamericanos a ‘gozar’ de los beneficios del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, conocido como el Cafta-DR. Y mientras las exportaciones tuvieron un mínimo crecimiento, las sorpresas se dieron por cuenta de las importaciones, que crecieron 16,27 por ciento en el período analizado. Según cifras oficiales, las compras de los centroamericanos y República Dominicana alcanzaron los 9.555,5 millones de dólares entre enero y junio del 2006, frente a 8.218,2 millones de dólares de igual período del 2005. Aunque en el primer semestre del 2006 entró en vigencia el TLC con Estados Unidos en la mayoría de los países signatarios del acuerdo, hasta el momento sólo se han disparado las importaciones de productos estadounidenses y no ha ocurrido lo mismo con las exportaciones de estos países. El fenómeno no extraña a analistas económicos que han señalado que en un escenario de libre comercio, el primer impacto se siente en la balanza comercial pues lo que se dispara son las importaciones ya que la liberación arancelaria promueve la compra de todo tipo de productos. La advertencia ya ha sido formulada en distintos escenarios, pero no deja de generar preocupación. De hecho, el escenario actual muestra una ‘ebullición’ en las importaciones, como lo anotó hace unas semanas el analista Javier Fernández Riva. En un análisis publicado en Prospectiva Económica y Financiera, el experto puso de presente que el ritmo anualizado que llevan las importaciones colombianas a mayo, de 26.616 millones de dólares, “equivale a casi 5 veces las exportaciones anuales de hidrocarburos y 8 veces las remesas de los trabajadores”. Según Fernández Riva, todos los sectores analizados mostraban un crecimiento importante, entre ellos las importaciones de bienes de consumo duradero, que según el experto aumentaron “a un ritmo explosivo”. Si bien hoy el comercio de Colombia con Estados Unidos es superavitario, no hay garantías de que una vez entre en vigencia el TLC, se mantenga esta situación. Entre enero y mayo de este año, las exportaciones colombianas a Estados Unidos alcanzaron los 3.997 millones de dólares, superior en 32,45 por ciento a la de igual período del 2005, cuando ascendió a 3.017 millones de dólares. Con Estados Unidos se logró el mayor superávit al cierre de mayo, que alcanzó los 1.518 millones de dólares, según cifras del Dane. Sin embargo, nadie apuesta a que con la entrada en vigencia del TLC se mantenga esta situación. El Banco de la República, en un estudio divulgado en febrero de este año, señaló que uno de los problemas que podría presentarse tiene que ver con la excesiva dependencia en materia de comercio exterior con Estados Unidos. La advertencia se basa en el caso mexicano, que muestra la inconveniencia de centrar todas las expectativas en un solo mercado, descuidando otros destinos. Para evitar estas consecuencias, el estudio del Banco de la República recomendó ampliar el portafolio de tratados comerciales vinculando nuevos países, con el fin de eliminar la dependencia del mercado estadounidense. Con ello, anota el estudio, no solamente se evitaría la conformación de un patrón dependiente de un solo mercado, sino que se eliminaría el efecto de desviación de comercio con los Estados Unidos. Siguen cayendo ventas de confecciones colombianas al mercado estadounidense Un decrecimiento de 19,11 por ciento reportaron en el primer semestre del año las exportaciones de confecciones colombianas al mercado de Estados Unidos. Con base en las últimas cifras de la Comisión de Comercio Internacional - US International Trade Commission- las compras de confecciones colombianas alcanzaron los 243,0 millones de dólares entre enero y junio del 2006. Esta cifra tuvo en cuenta los productos que se benefician con la Ley Atpdea -preferencias arancelarias otorgadas por E.U. a los países que apoyan la lucha contra las drogas- y aquellos productos que no están incluidos. El director de la cámara Textil-Confección de la Andi, Carlos Eduardo Botero, señaló que si buen a junio sigue habiendo una caída en las ventas de confecciones a E.U., esta cifra es inferior a la reportada en los meses anteriores, pues por ejemplo en abril la caída iba en 25 por ciento y en mayo cercana al 21 por ciento. El directivo explicó que la fuerte competencia de países como China, Bangladesh y Vietnam, entre otros, con productos a precios muy bajos ha pegado fuertemente a los empresarios colombianos. Los confeccionistas colombianos se han visto afectados no sólo por la competencia de otros países sino también por las continuas oscilaciones en la tasa de cambio, que ha afectado sus presupuestos. Entre enero y junio de este año, el 34,8 por ciento de las exportaciones colombianas a E.U. (84,6 millones de dólares) fueron de tejido de punto, mientras que el 65,2 por ciento restante (158,3 millones de dólares) fueron de tejido plano. Del total exportado hasta junio, 210,9 millones de dólares fueron exportaciones con Atpdea y 32,0 millones sin Atpdea Entre enero y junio del 2005, las exportaciones confecciones fueron 300,4 millones de dólares. Según una reciente publicación del Wall Street Journal, los países asiáticos han aumentado de manera sustancial su participación en el mercado estadounidense de confecciones. Los datos de la publicación indican que en los últimos 12 meses, con cierre al 31 de mayo pasado, China vendió a E.U. confecciones por 5.600 millones de dólares, cifra que representa un crecimiento del 38 por ciento. Otros países con aumentos sustanciales en sus ventas a E.U. fueron Bangladesh, Indonesia, Vietnam, India y Camboya.

Siga bajando para encontrar más contenido