La importancia de orientar a las pymes exportadoras

Los esfuerzos que está realizando el país para impulsar el posicionamiento de los productos colombianos en el mercado externo, tanto por parte de los empresarios privados como de los programas de apoyo gubernamental (Expopyme, Proexport y Bancóldex), están dando resultado.

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

Esto se ve reflejado no solo en el crecimiento de las exportaciones no tradicionales manufactureras, que han venido aumentando a la par que las exportaciones totales, a tasas elevadas (entre 15 por ciento y 30 por ciento), durante los últimos 4 años, sino también en las investigaciones sobre pymes que se están realizando y que muestran un proceso que le está apuntando a la modernización en la gerencia y la administración de la variable ‘exportaciones’. LAS VENTAJAS En efecto, la aplicación del Modelo para la Modernización de la Gestión de las Organizaciones -Mmgo- desarrollado por la Universidad EAN y que analiza la madurez de las empresas en sus elementos competitivos, ha sido aplicado hasta hoy a cerca de 113 empresas con más de 50 empleados y menos de 200, comprobó que una elevada cifra de ellas, 94 (que representa un 84 por ciento), está exportando o ha exportado. Según Mauricio Nieto Potes, docente investigador de la universidad EAN, “es importante señalar, sin embargo, que las calificaciones que obtienen estas empresas exportadoras en cuanto a la gerencia y administración de sus prácticas exportadoras tienen aún mucho terreno por recorrer”. La calificación promedio que obtuvieron las 94 empresas exportadoras se sitúa en niveles inferiores a 35 sobre 100, cuando la calificación promedio de las 113 empresas y todas las variables es de 41 sobre 100. La mayor parte se ubica aun en los estadíos 1 y 2 del Modelo -Mmgo-; es decir, en los incipientes de madurez en cuanto al desarrollo de las técnicas gerenciales exportadoras modernas. Tan solo el 0,9 por ciento de las empresas entrevistadas clasificó en el estadío 4, es decir, en las denominadas ‘Empresas Talla Mundial’ en cuanto a su madurez gerencial. El Modelo Mmgo parte del supuesto de que exportar requiere una estrategia clara de posicionamiento de la marca, de agregación de valor en conocimiento y de diferenciación del producto -Pad-, es decir, que para clasificar como una empresa de talla mundial (estadío 4), entre otras características, la marca de la empresa debe ser reconocida en los países de destino, los productos deben tener valores agregados en conocimiento; es decir, no ser productos que cualquier empresa de países emergentes puede fácilmente fabricar y, finalmente, que esta agregación de valor hace del producto un producto claramente diferenciado. Así, el diseño de los productos de estas empresas líderes debe responder a las necesidades identificadas de los clientes externos y distinguir entre clientes domésticos y extranjeros e, igualmente, la empresa debe exportar en forma permanente y contar con una cadena de comercialización consolidada, habiendo desarrollado una cultura flexible y de aprendizaje continuo que le permita incursionar en los mercados internacionales. El 37,2 por ciento, una cifra no despreciable de las empresas, clasificó en el estadío 2 del modelo y un 15,9 por ciento en el 3, lo cual indica que entre las pymes se encuentra una proporción importante cuyos diseños ya se están realizando para ajustarse explícitamente a los clientes externos y han iniciado actividades exportadoras, con ventas en países cercanos. Estas empresas de ‘desarrollo exportador intermedio’ (estadíos 2 y 3) están asistiendo periódicamente a cursos de formación sobre comercio exterior y aunque, de alguna forma, ponen en práctica lo aprendido, solo muy pocas miden y evalúan los impactos.Importantes cambios y reformas De otro lado, se encuentra que hay diferentes pymes que están realizando asociaciones o acuerdos con empresas nacionales con las que antes competían, con el fin de lograr metas más ambiciosas de exportación. La asistencia a cursos y programas de formación, así como la realización de acuerdos y asociaciones que hoy empiezan a ser frecuentes entre las pymes, indican un nivel de madurez importante entre las directivas, pues el desprecio por la formación, así como la ‘desconfianza’ que impide la asociatividad eran en porcentajes muy elevados de las empresas, característica típica de la gerencia de las pequeñas industrias. Las firmas de Talla Mundial cuentan, en el campo de los datos, con canales de información continuos que les permiten incorporar rápidamente en el proceso de producción los cambiantes patrones de la demanda externa. También, poseen sistemas de captura de información sobre las necesidades de los clientes externos que funcionan adecuadamente. La mayoría de las empresas obtuvieron calificaciones bajas en esta variable de flujos de información y control con un promedio de 32,4 por ciento. En cuanto al conocimiento de la competencia internacional, algunas de estás empresas ya están realizando acuerdos de asociación o ‘Joint Ventures’ con empresas extranjeras y cuentan con técnicos que estudian los aspectos relevantes de los productos de la competencia extranjera. Se observó, en las empresas clasificadas en los estadíos 2 y 3, capacidades para asimilar los avances relacionados con el embalaje y la presentación del producto y se comprobó que están desarrollando estrategias para el posicionamiento de la marca en sus países de destino. Precisando los programas académicos de formación y las acciones de promoción del Estado, se podrá ir mejorando las capacidades y competencias de las pymes, para garantizar que los esfuerzos ya realizados les permitan ir avanzando hacia estadíos superiores de gestión de las variables exportadoras y llegar, en un mediano plazo, a la ‘talla mundia’'.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido