Impuesto de guerra y... ¿del hambre qué? | Finanzas | Economía | Portafolio

Impuesto de guerra y... ¿del hambre qué?

Siempre ha existido, existe y existirá pobreza en Colombia y el mundo. Solamente que ésta es cada vez mayor, endémica y aplasta a toda la sociedad, poseedores y desposeídos, generando la más violenta de las guerras que es igual o peor que una guerra biológica.

POR:
mayo 11 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-11

¿Cuántos de estos compatriotas pobres caen diaria y silenciosamente, y cuántos otros ven y vemos morir a infantes y ancianos, pero también vemos una juventud famélica que ha perdido la moral, los principios y la fe, acosados por una desnutrición que le produce la pobreza y el famélico y miserable salario mínimo. La pobreza parece invencible, pero no porque sea invencible, sino porque no ha habido una verdadera y suficiente voluntad política para combatirla. De la pobreza se destaca la paupérrima, donde se ven madres y niños en la peor de las guerras, la de la desnutrición y del desfallecer permanente sin solución a la vista. A estos pobres hay que darles pescado para que coman porque no tienen alientos, ni medios para pescar, a los pobres que aún les queda algo de alientos, se les puede enseñar a pescar. Se dan varias razones para justificar la no asistencia a la pobreza, entre otros, la guerra, si no se gastaran todos los recursos en esta, no existiría tanta pobreza, pero esto es uno de los motivos más pequeños, porque el real y gran motivo, es la falta de voluntad política para hacerlo. Si esta voluntad política existiera, se habría creado hace mucho tiempo una empresa permanente dedicada a buscar orígenes, medios y recursos para combatir esta pobreza que azota al mundo entero. Semejante flagelo no puede continuar a la deriva y merced del mandatario de turno. Esta empresa debe ser constituida por ley y con duración vitalicia. Hay ejemplos que cunden en el mundo, el más destacado es el de China, que está convirtiendo su pobreza extrema en riqueza. Esa idea e iniciativa de China, también la podemos aplicar nosotros y con ideas como: 1. Crear un impuesto o contribución por una sola vez o permanente para la guerra, ¿por qué no incluir la guerra contra la pobreza y ojalá en forma permanente? Cuando se acabe la guerra, se van a necesitar demasiados recursos para reconstruir lo destruido. 2. Se proyecta rebajar el impuesto a la renta del 38 al 28 por ciento, ¿por qué no dejarlo en el 32 y dedicar por ley el 4 por ciento para la guerra a la pobreza? 3. ¿Por qué no rebajar el 4 por mil al 1 por ciento para la misma causa? 4. ¿Por qué en vez de darles apoyo a los bancos que son los que manejan las tarjetas de crédito descontando el 2 por ciento a los tarjetahabientes, mejor eso utilizarlo para combatir la pobreza? 5. Crear una contribución permanente a las grandes utilidades como las de los bancos. Esa contribución no es un gasto, sino una inversión a mediano y largo plazo para los mismos bancos y otros rentistas. 6. Idem con las ventas o transacciones de grandes empresas. El país es el que verdaderamente ha creado esas empresas, los dueños las venden y al país, ¿qué le queda? 7. Gravar las ventas de las grandes cadenas de supermercados, ellos con sus monopolios arrasan pequeños comerciantes y crean atraso y hambre. 8. Crear un gravamen permanente a las transacciones en notarías del 1 al 5 por ciento para transacciones de más de 50 millones. 9. Idem para compra y transacciones de carros de más de 50 millones. 10. 100 por ciento de las multas de tránsito, estas son una extorsión que se hace a diario al ciudadano; y así sucesivamente destinar un porcentaje del IVA, ministerios, Sena, impuestos distritales e inclusive presupuesto nacional. La empresa para combatir la pobreza encontrará abundantes recursos para que todos crezcamos a pasos gigantescos. Es la forma de derrotar la violencia y el terrorismo que parecen perennes en Colombia y el mundo. Presidente Colchones Eldorado "De la pobreza se destaca la paupérrima, donde se ven madres y niños en la peor de las guerras”.

Siga bajando para encontrar más contenido