Impuesto al patrimonio: 19 firmas, a salvo

Si bien son 45 empresas las que han firmado contratos de estabilidad, hasta ahora sólo han sido publicados los nombres de 27 de ellas, de las cuales 19 ‘salvan’ a las empresas firmantes de que sean nuevamente sujetos de ese gravamen.

POR:
julio 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-30

Las firmas eximidas de la extensión del impuesto son: Avianca, Alpina, Divco, Sociedad Novaventa, Sofasa, Cervecería del Valle, Bavaria, Sociedad Avesco, Empresas Públicas de Medellín, Nova Mar S.A. y la Sociedad Schlumberger Surenco. Pero además, en la lista de empresas con los privilegios que otorgan los contratos de estabilidad jurídica figuran: ISA, Cine Colombia, Sociedad Inversiones Inmobiliarias de Colombia, Sociedad Renting Colombia, Leonisa, Productora de Confección Proco, Gas Natural y Gyplac S.A. A este grupo de compañías no se podrán unir nuevas empresas con tales beneficios, pues el Gobierno nacional anunció que los nuevos contratos no serán eximidos de este tributo. Las compañías que se salvan del nuevo gravamen IVONNE VENEGAS MOLANO Redacción Economía y Negocios Alpina, Sofasa, Bavaria y Avianca, entre otras, ya están a salvo de pagar el nuevo impuesto al patrimonio, sin importar lo que decida el Congreso de la República en los próximos meses. La razón, estas compañías firmaron contratos de estabilidad jurídica con el Gobierno. Por ahora, sus pagos irán sólo hasta el 2010 año, en el cual estará vigente el impuesto actual. A partir de entonces, quedarán exentas de este tributo. Bavaria y Avianca por 20 años y Alpina y Sofasa por 10. En estas mismas condiciones operarán 45 empresas con las que el Gobierno firmó contratos de estabilidad jurídica, aunque sólo 27 de ellos han sido publicados. Una vez destapadas las cartas del Gobierno en cuanto a lo que pretende cambiar de las normas tributarias, el principal punto de la reforma de impuestos no afectará a este grupo de compañías. CRECE EL DEBATE Analistas como el ex director de la Dian Horacio Ayala han dicho que esto es una camisa de fuerza para el Gobierno, porque cuando necesite hacer una reforma tributaria va a tener las manos atadas frente a importantes empresas. “El Estado resulta víctima de su propio invento, porque para obtener los recursos que requiere se enfrenta a los contratos de estabilidad jurídica suscritos con grandes empresas, que tuvieron el cuidado de blindar los privilegios más significativos”, dijo Ayala hace pocos días. El proyecto radicado el 20 de julio por el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, sólo hace referencia a tres temas: impuesto al patrimonio, reducir al 30 por ciento la deducción en renta por la compra de activos fijos productivos y la prohibición para las empresas en zonas francas de usar el beneficio mencionado. Además anunció que en los nuevos contratos que busquen estabilizar normas, no se incluirán los impuestos transitorios como el del patrimonio y sólo se protegerá la deducción en renta por la compra de maquinaria hasta el 30 por ciento. De los 27 contratos que están publicados en la página web del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, 19 empresas (incluidas las cuatro mencionadas) están protegidas de que se les extienda más allá del 2010 el impuesto al patrimonio. (ver recuadro). Si bien hay unas pocas que han firmado los contratos a 7, 10 ó 15 años, la gran mayoría está por 20. A esas se les deben sumar las empresas de las cuales no están publicados los acuerdos. De esas mismas 27, un total de 19 protegieron la deducción del 40 por ciento en el impuesto de renta por la compra de activos productivos. Esto quiere decir que no se les puede reducir el beneficio al 30 por ciento. Pero además, de los 27 contratos publicados dos empresas, Divco S.A. y Proficol Andina, lograron resguardar el hecho de estar en zona franca y al tiempo usar la deducción del 40 por ciento. Y hay 6 empresas que protegen la tarifa del 15 por ciento por estar o ser zona franca: Teledatos Zona Franca, Sociedad Zona Franca Argos, Gyplac S.A., Sociedad ArcelorMittal Stainless Service Andino, Productora de Confección Proco y Cervecería del Valle. Las dos últimas también estabilizan en el contrato la tarifa general de renta que es del 33 por ciento. El problema será a la hora de una reforma estructural ¿Qué va a pasar cuando el próximo Gobierno quiera hacer una reforma más grande o la tan anhelada estructural?, es la pregunta que se hacen algunos, esto ante los problemas fiscales que se evidencian para el 2011. “El término de duración del contrato, hasta 20 años, constituye una fuerte restricción de las herramientas de política fiscal para los gobiernos que quedan sujetos a respetar estos contratos, lo cual es un exceso. Deberían sujetarse al periodo del gobierno que los propone como una herramienta de política fiscal, o máximo dos gobiernos”, señala Julio Roberto Piza, director de Derecho Fiscal de la U. Externado. Según estimativos de la Dian, menos de 100 empresas tienen a su cargo el 50 por ciento de todo el impuesto de renta corporativo del país. Anif en un reciente informe de análisis advierte que el Congreso delegó en el Ejecutivo la definición de tasas de impuestos y que esos contratos podrían ser ‘tumbables’. “El Congreso delegó lo indelegable ante el Ejecutivo y el país no se ha percatado de ello. ¿Habrá acaso que indemnizar a sus beneficiarios? ¿Qué dirán los que estaban en la fila de solicitudes cuando el Gobierno decidió cerrar esta ventanilla?”. Por otro lado, si con la reforma tributaria se pretende tocar algunos beneficios, también van a haber dificultades debido a que algunas empresas protegieron deducciones. 100 empresas que operan en el país tienen a su cargo el 50 por ciento de todo el impuesto de renta corporativo. 19 empresas protegieron la deducción del 40 por ciento en el impuesto de renta por la compra de activos productivos. 2 empresas lograron resguardar los beneficios de estar en zona franca y, al mismo tiempo, usar la deducción del 40 por ciento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido