Impuesto al patrimonio será de 0,6% para patrimonios superiores a $3.000 millones

El Gobierno radicó en el Congreso el proyecto de ley de reforma tributaria, cuyo eje fundamental es la extensión del impuesto al patrimonio para financiar la política se Seguridad de Democrática.

POR:
julio 20 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-20

La tarifa del impuesto será de 0,6 por ciento para patrimonios superiores a los 3.000 millones de pesos y se aplicará entre los años 2011 al 2014.

Además, se reduce la deducción por inversión en activos productivos del 40 al 30 por ciento.

El proyecto de reforma tributaria prohíbe acumular los estímulos de zona franca y deducción de inversiones.

Otro punto clave del proyecto tiene que ver con los contratos de estabilidad jurídica que podrían ser objeto del impuesto al patrimonio temporal.

"Los contratos de estabilidad, también autorizados por el Congreso, son necesarios como instrumento de seguridad jurídica en el largo plazo, que hace posible la decisión de inversión.  Los contratos no han incluido la suma de los estímulos de zona franca y deducción de inversiones, se ha resuelto garantizar como deducción un tope del 30% de la inversión y no excluir la posibilidad de tarifas transitorias al patrimonio", dijo el presidente Uribe en la instalación del Congreso.

"Los niveles que alcanzaron el déficit y el endeudamiento empezaron a crear dudas sobre la tradicional estabilidad macroeconómica de Colombia. Luego de reducir el endeudamiento del 48 por ciento del PIB al 22 por ciento y el déficit en el gobierno central del 6,5 por ciento al 2,34 por ciento, porcentajes que incluyen las transferencias al Seguro Social para el pago de pensiones, estamos obligados a elevarlos para enfrentar la crisis de la economía, siempre con el cuidado de no regresar a tendencias de grave riesgo". 

Uribe dijo que por esas razones el país necesita un ajuste impositivo que no afecte el estímulo a la inversión.

Señaló que el su política de Seguridad Democrática requiere un esfuerzo adicional por parte de los contribuyentes de mayores ingresos para mantenerse vigente.

"La democracia colombiana se ha honrado con el hecho de que los sectores más pudientes hayan financiado la Seguridad Democrática con el impuesto al patrimonio. Se pedirá un nuevo esfuerzo, transitorio, con contribuciones que empiecen a recaudarse en 2011".

También hizo referencia a las deducciones tributarias que en el 2006 se redujeron de 30 al 40 por ciento para promover la reinversión de utilidades y que ahora propones bajarlas nuevamente al 30 por ciento.

El mandatario señaló que el proyecto de reforma tributaria prohíbe también acumular los estímulos de zona franca y deducción de inversiones.

Todo indica que la situación fiscal de la nación puede ser más complicada de lo esperado y el Gobierno ya no va por un recaudo de un billón de pesos del que habló hace algunos meses, sino que la suma puede superar ahora los dos billones.

La desaceleración económica ha afectado los ingresos tributarios y obliga al Gobierno a ser más ambicioso a la hora de fijar una nueva carga impositiva y a ser más exigente en materia de exenciones.

Diferentes analistas han advertido que la situación fiscal del 2010 es más compleja de lo esperado por el Ejecutivo, no solo por la baja recaudación sino por los compromisos adquiridos en el pasado.

El Gobierno es consciente de eso y el propio presidente Uribe dijo ayer en la instalación del Congreso que los avances registrados en los últimos años en materia de deuda y déficit tendrán retrocesos.

Siga bajando para encontrar más contenido